Así analizamos

Así analizamos los espárragos en conserva


El espárrago es una hortaliza muy apreciada y se consume mucho en conserva, dada la brevedad de la temporada. De hecho, gran parte de los consumidores está más acostumbrada a tomarlos en conserva que frescos, sobre todo los espárragos blancos.

Se trata de la segunda conserva vegetal más consumida en nuestro país, detrás del tomate y por delante del maíz dulce, los pimientos y los champiñones. La mayoría de los espárragos en conserva se presentan enteros, aunque también se venden solo los tallos o solo las yemas.

Nuestro análisis

Analizamos espárragos blancos enteros de categoría Extra (la categoría superior). Entre los productos examinados en el laboratorio, hay calibres grueso y muy grueso. La mayoría de los productos se presentan en envases de cristal, más que en la clásica lata.

Origen del espárrago

En los productos de nuestro estudio, solo son originarios de España los espárragos que poseen la IGP Espárrago de Navarra. Los demás son de importación y proceden de China o Perú.

Muchos de los espárragos de importación se envasan en fábricas conserveras españolas. De acuerdo con la normativa de espárragos en conserva, los productos envasados en España deben indicar el Registro Sanitario (RGSAA) de la empresa envasadora, requisito que todos los productos analizados cumplen.

En el laboratorio

La calidad de los productos viene determinada por las mediciones y análisis realizados en el laboratorio:

  • Hemos realizado un control de pesos para comprobar si la cantidad neta que se indica en la etiqueta es correcta.
  • Se ha medido el diámetro de los espárragos para cerciorarnos de que coincide con los calibres anunciados: grueso (de 11 a 14 mm) o muy grueso (de 14 a 19 mm).
  • Se han buscado defectos como la fibrosidad, que suele ser común en estos productos.
  • Se ha verificado que las características de los espárragos responden a lo que se espera en una categoría Extra, tal y como lo define la normativa en cuanto a color, uniformidad de longitud, turbidez, fibrosidad, calibre y defectos. El incumplimiento de cualquiera de estos parámetros supone la no adecuación a la categoría.
  • Se ha analizado la composición, midiendo y valorando la cantidad de sal y el uso de aditivos como el ácido cítrico (E330).
  • Se ha evaluado la hermeticidad del envase y posibles defectos externos, como la aparición de óxido en las latas. 

Por otra parte, un panel de expertos ha realizado una cata valorando la apariencia, olor, sabor y textura de los espárragos.

Grandes diferencias de precios

Que una conserva sea o no IGP Espárrago de Navarra marca la gran diferencia de precios entre productos:

  • entre los espárragos con IGP analizados, un kilo de espárragos escurridos cuesta entre 15,35 y 32,37 euros,
  • entre los espárragos de importación, un kilo de espárragos escurridos cuesta entre 6,78 y 24,31 euros.

Gracias a nuestro análisis comprobamos que tanto en un grupo como en el otro se encuentran productos de muy buena calidad.

Consulta los resultados en detalle en nuestro comparador de espárragos