Noticia

Agua sostenible: Día Mundial del Agua 2015

20 marzo 2015
agua

20 marzo 2015

¿Alguna vez has pensado que cada vez que abres un grifo consumes una pequeña parte del agua que hay en el mundo? ¿Y si un día se acabara? El 22 de marzo es el Día Mundial del Agua, este año bajo el lema Sostenibilidad.

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 22 de marzo como el primer Día Mundial del Agua, un día para reflexionar sobre la función esencial del agua y propiciar mejoras para la población mundial que todavía sufre por su escasez y debatir cómo gestionar los recursos hídricos en el futuro.

El lema de este año: sostenibilidad

En esta ocasión, la ONU ha querido centrar las celebraciones de este Día Mundial del Agua en un aspecto clave: la sostenibilidad.

OCU siempre ha querido contribuir a que tanto las autoridades como los usuarios gestionen de la mejor forma posible este valioso recurso con estudios sobre la calidad del agua, sus características y su precio, o consejos sobre la mejor manera de ahorrar.

Tres claves OCU para el futuro del agua

Apoyados en nuestra experiencia, en OCU creemos que la sostenibilidad debe apoyarse en.

  • Una gestión transparente: informar a los ciudadanos sobre cómo se gestiona el agua y fomentar que participen en la toma de decisiones, lo que contribuirá a una mayor implicación.
  • Una coordinación más efectiva: la gestión del agua está fragmentada en distintos niveles (estatal, autonómico, municipal), sin unos objetivos comunes. Buena muestra de ello son los múltiples criterios que se aplican en las tarifas, casi tantos como municipios. Las tasas del agua muchas veces incluyen consumos mínimos elevados, que fomentan el despilfarro y penalizan a las familias con menos recursos. El mínimo debe ser ajustado si la ciudad no cuenta con unas ayudas o con tarifas especiales que garanticen que todo el mundo tenga acceso a este bien esencial. También es importante trabajar en la revisión de las tarifas de saneamiento. Las grandes diferencias observadas entre municipios en los estudios de tarifas no tiene justificación. Captar y potabilizar el agua puede resultar más costoso en Murcia que en Oviedo, pero el coste de depurar el agua residual no tendría por qué ser muy distinto si el proceso de depuración es parecido.
  • Una planificación a medio y largo plazo: debemos trabajar para garantizar el recurso a las generaciones futuras y esto solo es posible si las políticas de gestión del agua miran a un plazo más largo que lo que dura una legislatura. Además, hay que fomentar el estudio y la inversión en nuevas tecnologías que permitan un suministro de agua con menos impacto ambiental y un vertido de aguas residuales más respetuoso con el entorno (plantas desalinizadoras con menos consumo de energía, sistemas de depuración que retiren más contaminantes…)

Imprimir Enviar por email