Informe

Grifos de agua termostáticos

01 enero 2011
water

01 enero 2011

“Yo siempre me ducho con el agua a 38 ºC” Esto sólo es posible con un grifo termostático, que permite graduar y mantener exactamente la temperatura seleccionada. El caso es que no todos los grifos termostáticos que hemos analizado funcionan como deberían, lo que se traduce en incomodidad y, sobre todo, en un despilfarro de agua y energía.

Invento redondo

Un grifo termostático se diferencia de uno clásico por la presencia de un preselector de temperatura que mantiene el calor deseado. La elección se hace con una escala en grados que vienen en el mando del grifo. Este sistema permite al consumidor cerrarlo para enjabonarse y abrirlo después con la tranquilidad de saber que el agua sigue en su punto. Si también se puede fijar el caudal, como ocurre en muchos modelos, el invento es redondo.


Imprimir Enviar por email