Noticia

Pagaremos miles de millones del cierre del Castor

09 octubre 2014

09 octubre 2014

La mala gestión del Gobierno la pagaremos, una vez más, los consumidores. El cierre de las instalaciones de gas del proyecto Castor conlleva un gasto de 4.731 millones en 30 años, que revertirá en las facturas de los usuarios de gas españoles, ya de por sí de los que más pagan de Europa.

Los consumidores de gas tendrán que pagar la mala gestión del Gobierno, del actual y del anterior, esta vez para asumir el coste del cierre de las instalaciones de gas del denominado proyecto Castor, cuyo gasto se elevará a 4.731 millones de euros en 30 años, lo que contibuirá a que los españoles sigamos teniendo el dudoso 'honor' de pagar las facturas más altas de Europa.

OCU denuncia que sean los consumidores los que tengan que pagar por el cierre de las instalaciones de almacenaje del gas del proyecto Castor, pago que únicamente se justifica por mala gestión de los gobernantes. Mala gestión del Gobierno de Zapatero, con Miguel Sebastián a la cabeza, quien otorgó la concesión incluyendo la cláusula que garantizaba la devolución de la inversión en caso de reversión de la misma; y del actual, que ha desarrollado el proyecto con nefastos resultados. Se socializan así las pérdidas de un proyecto claramente perjudicial para el interés público, y que en el caso de haber tenido éxito habría favorecido sobre todo al sector privado.

Este nuevo coste de 4.731 millones incrementará la factura del gas para unos consumidores, los españoles, que ya son de los que más pagan por el gas en Europa, y que seguirán escalando posiciones entre los más perjudicados como consecuencia de esta medida. Este sobrecoste se une al déficit de tarifa del sector eléctrico, que ya pagan los usuarios.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un real decreto que permite el cierre de las instalaciones de almacenaje de gas del Castor. La norma establece una compensación para la concesionaria de la instalación ESCAL, participada por el grupo ACS, de 1.350 millones de euros. Este importe será pagado en principio por la sociedad Enagas Transporte, pero OCU advierte que serán realmente los consumidores los que acaben pagando en su factura durante los próximos 30 años esa cantidad, más un interés del 4,27% anual, lo que elevará el importe final pagado por los consumidores de gas a 4.731 millones.

Dos informes realizados en España -uno del Instituto Geográfico Nacional y otro del Instituto Geológico y Minero de España- relacionan directamente varios seísmos registrados en el entorno del almacén con la inyección de gas en dicha planta. Ya en 2012, y fruto de los trabajos con gas Castor en Tarragona y Castellón, el Instituto Geografico concluyó que había una relacion directa entre varios seismos registrados en el Mediterraneo y el proyecto gasistico Castor en esas provincias, una problemática similar a la ocurrida con las prospecciones petrolíferas frente a Canarias.

Por ello se ha decidido hibernar las instalaciones y volver a plantear su viabilidad en el futuro, si se dieran las circunstancias favorables.

Pocas opciones quedan ahora para el usuario de gas. Desde OCU apostamos porque los usuarios puedan ahorrar en su factura del gas y de electricidad y por ello animamos a los consumidores a que se sumen a nuestra II Compra Colectiva de Energía, que buscará la mejor tarifa posible mediante una subasta de energía, entre las que se incluye el gas, la electricidad y ambas conjuntamente.


Imprimir Enviar por email