Noticia

Multan a 4 eléctricas por malas prácticas

09 marzo 2017
maraña

09 marzo 2017

En OCU llevamos mucho tiempo denunciando las malas prácticas comerciales de las compañías eléctricas. Ahora la CNMC ha sancionado a cuatro comercializadoras de electricidad por hacer contratos sin consentimiento del cliente. Urge resolver la maraña del sector y tomar medidas contra la falta de escrúpulos de algunos comerciales.

La CNCM acaba de sancionar a cuatro importantes comercializadoras de electricidad (Endesa, Iberdrola, Gas Natural y Viesgo) por realizar contratos sin el consentimiento del cliente. Aunque las sanciones son pequeñas y probablemente serán recurridas, esta decisión del máximo organismo de competencia pone el foco el grave problema de las prácticas comerciales abusivas, una constante en el sector que en OCU llevamos años denunciando.

La confusión entre comercializadoras y distribuidoras es el caldo de cultivo idóneo para estas malas prácticas, que se ven alentadas por la información poco transparente del sector y la dificultad para distinguir entre ofertas del mercado libre y regulado: una auténtica maraña en que el consumidor está perdido.

Consumidores confundidos y fácilmente engañados

  • Las comercializadoras provocan y alimentan la confusión con la utilización de logos, nombres e incluso teléfonos de atención. Esta voluntaria falta de claridad hace que muchos clientes pasen, sin saberlo, dentro de compañías del mismo grupo, del mercado regulado al mercado libre. OCU ya ha denunciado este hecho al CNMC.   
  • Hemos comprobado se usan sistemáticamente los servicios de atención al cliente de las comercializadores de referencia como plataformas de contratación del mercado libre. OCU también ha denunciado esto.
  • La confusa situación facilita la actividad de comerciales con muy pocos escrúpulos, que actúan puerta a puerta y para quienes todo vale: activan contratos sin el consentimiento del cliente, como en los casos denunciados, o con información incompleta o directamente falsa: recuerda las 10 mentiras más frecuentes.

El resultado es que el consumidor no tiene claro qué tarifa ha contratado, no es consciente de haber cambiado de un mercado regulado al mercado libre, o de una oferta a otra… no sabe qué paga, ni a quién.

Pedimos una solución urgente

Desde OCU pedimos que estas prácticas comerciales sean desterradas en este sector, queden expresamente prohibidas hasta que no se garantice una correcta información y control por parte de las compañías.


Imprimir Enviar por email