Consejos

Reduce el consumo energético de tu hogar

01 abril 2016
Consumo

01 abril 2016

No hay fórmulas milagrosas para que tus electrodomésticos consuman menos energía. Pero teniendo en cuenta una serie de pautas, se puede rebajar la factura de la luz. Y si quieres ahorrar de verdad en luz y/o el gas, apúntate a la III Compra Colectiva de Energía de OCU.

El consumo de energía de los electrodomésticos no ha parado de reducirse en los últimos años, pero no tanto como para que compense desprenderse de los aparatos que se tienen en casa y corramos a la tienda a por unos aparatos nuevos.

Para certificar el consumo energético de un electrodoméstico, a éste se le otorga una etiqueta energética. Pero la eficiencia energética no es sólo una etiqueta, y el consumo energético de un electrodoméstico puede variar mucho en función de cómo se utilice. La etiqueta energética se le atribuye a los electrodomésticos en función de una serie de pruebas, aunque éstas no reproducen siempre unas condiciones de uso realistas.

Lo cierto es que teniendo en cuenta una serie de datos sobre el consumo de los electrodomésticos, se puede reducir el consumo y abaratar así la factura de la luz.

Y si quieres ahorrar de verdad en tu factura de la luz y/o el gas, apúntate a la

III Compra Colectiva de Energía de OCU


Puedes ahorrarte hasta 100 euros al año y basta con que te inscribas en esta iniciativa de OCU, gratis y sin compromiso alguno. Gracias a las dos anteriores compras colectivas de energía de OCU, más de 60.000 hogares lograron ahorrar en sus facturas de gas y/o luz.

Desmontando algunas creencias populares

No existen fórmulas milagrosas para reducir el consumo energético en los hogares. Pero hay pautas que ayudan a reducirlo y, por lo tanto, a ahorrar. Trata de darle a tus electrodomésticos un uso responsable que evite despilfarrar energía. Ten presente estos datos.

  • El consumo de los electrodomésticos supone el 19% de la factura energética de los hogares españoles.
  • El electrodoméstico que más electricidad consume en la inmensa mayoría de los hogares es el frigorífico, ya que al estar encendido las 24 horas del día, se lleva de media el 30% de lo que consumen todos los electrodomésticos de la casa.
  • En el caso de los frigoríficos, trata de mantener la puerta cerrada el mayor tiempo posible. No la dejes abierta más allá de lo imprescindible y no selecciones temperaturas más bajas de lo necesario. Si lo alejas de una fuente de calor, funcionará mejor y consumirá menos.
  • El modo stand by también consume electricidad, y bastante. Mantener los aparatos en stand by representa el 11% del consumo eléctrico total de una vivienda.
  • Un aparato eléctrico de alta suficiencia energética siempre consumirá menos y será más sostenible, aunque comprarlo suponga un mayor desembolso económico. A largo plazo, se ahorra con este tipo de aparatos.
  • Si utilizas secadora, ten en cuenta que las de condensación con bomba de calor han reducido el consumo notablemente. Son más caras, pero duran mucho más y consumen mucha menos energía.
  • Al poner la lavadora, fíjate bien en las revoluciones del centrifugado y la temperatura del agua. A más revoluciones y cuanto más caliente esté el agua, mayor consumo.
  • En el aire acondicionado, utiliza el modo ECO, que ahorra cerca del 30% de energía, y limpia los filtros con regularidad.
  • En cuanto a las bombillas, las fluorescentes compactas y las LED no sólo son más eficientes que las halógenas, además gastan menos y duran entre 5 y 10 veces más.

Imprimir Enviar por email