Consejos

¿Cómo calentar tu casa si no tienes calefacción?

09 diciembre 2021
mujer-con-radiador-electrico

Si tu vivienda no tiene sistema de calefacción instalado, posiblemente te estés planteando qué opciones tienes para calentarte sin meterte en obras ni hacer una gran inversión. Te explicamos las diferentes tecnologías disponibles para calentarte con y cuáles son las opciones más baratas: ¿calefactores, estufas de gas, radiadores eléctricos...?

Alternativas para caldear tu hogar

El frío llega con fuerza y es el momento de encender la calefacción, pero tal vez vivas en una vivienda que no tiene instalado un sistema fijo de calefacción. Y puede que tampoco puedas instalarlo por alguna razón: vives de alquiler y tu casero no autoriza las obras, no tienes dinero para afrontar la inversión, es una vivienda compartida o bien piensas estar poco tiempo... Pero por otro lado, los disparados precios de la energía hacen que sean muchos los que se echan a templar solo de pensar en el coste de caldear la casa. En esos casos, hay soluciones más sencillas que te pueden ayudar a calentarte sin gastar demasiado.

Buscando la calefacción más barata y eficiente

Bomba de calor, calefactores, estufas, radiadores... Hay muchas alternativas para calentar tu hogar si no dispones de calefacción. Para elegir qué tipo de aparato usar, debes valorar tanto su precio de compra como el coste de utilización., solo así podrás determinar cuál es la opción más eficiente.

De entrada, debes tener presente que los aparatos portátiles para calefacción, como los convectores, los radiadores de aceite o las estufas de butano, no son recomendables para calentar toda una vivienda, sino que están pensados para calentar una sola estancia, por lo que no suelen ser el método más eficiente de calentar tu casa.

¿Cuál es la mejor opción? Para ayudarte, hemos calculado cuánto gastan en una hora para calentar un metro cuadrado los aparatos de calefacción más comunmente utilizados:

  • Bomba de calor (el típico aparato split de aire acondicionado),
  • estufa de butano,
  • estufa de parafina,
  • radiador de aceite,
  • estufa halógena,
  • calefactor y
  • convectos eléctricos.

Asumimos que funcionan a su máxima potencia durante esa hora. La potencia de los aparatos eléctricos se refiere a la que consumen para funcionar, mientras que para las estufas sería más bien la capacidad de calefacción funcionando al máximo.

En la tabla ordenamos los aparatos, de menor a mayor gasto por hora que lo tengas enchufado y por metro cuadrado:

APARATOS DE CALEFACCIÓN: COSTES Y EFICIENCIA
   Potencia (W)  Superficie
máxima que
calienta (m2)

 Precio medio
 de compra (€)

Gasto por
hora de uso (€/h)
 
Bomba de calor  850  25 700+280 0,196
Estufa de butano  4200 35 150 0,453
Estufa de parafina  4000 35 230 0,902
Estufa halógena  1200 10 35 0,276
Radiador de aceite  2500  20 70 0,575
Calefactor  2000 15 30 0,46
Convector 2000 15 60 0,46

¿Cuál es más eficiente?

El sistema más eficiente es una bomba de calor, es decir, un aparato de aire acondicionado que tenga función calor, pero es cierto que requiere instalación para poder poner la unidad en el exterior y su precio de compra es el más alto. Por tanto, solo es recomendable si vas a permanecer durante bastante tiempo en la misma vivienda. Los siguientes sistemas más económicos para calentar tu casa son las estufas de butano y propano y las de parafina. Las estufas halógenas salen baratas, pero su alcance es muy limitado.

Te contamos todos los detalles sobre cada opción para que puedas elegir la mejor para ti

Bomba de calor

¿Tienes un aparato de aire acondicionado?Pues posiblemente tengas una bomba de calor en tu casa y quizás no lo sepas. La mayoría de los modelos de aire acondionado actuales son bombas de calor reversibles que, igual que pueden refrigerar, sirven para funcionar como calefacción.

Las bombas de calor consumen electricidad, pero son mucho más eficientes que las estufas o calefactores, consiguiendo un rendimiento hasta cuatro veces mayor que esas soluciones.

El problema es que necesitan instalación y son más caras, alrededor de 700 euros más su instalación (unos 280 euros más), por lo que esta opción se recomienda sobre todo si ya la tienes en tu casa o si es una vivienda donde vas a estar a largo plazo.

  • Potencia: 2500-3500 W
  • Precio de compra: 700 euros + instalación
  • Gasto por hora: 0,196 €

Consulta el COMPARADOR DE BOMBAS DE CALOR

Sistemas eléctricos convencionales

Calefactores, convectores, radiadores y estufas consumen electricidad para calentar y tienen todos, más o menos, el mismo rendimiento, cerca del 100%. Es decir, que devuelven prácticamente toda la energía que consumen convertida en calor. Sin embargo, se diferencian en la forma de distribuir ese calor, en la potencia que demandan y en su precio.

Calefactores

Los calefactores o termoventiladores, son aparatos pequeños y ligeros que emiten aire caliente.

Son rápidos calentando, pero resultan ruidosos, consumen mucho y no aportan muy buena comodidad.

No son aptos para usarse muchas horas seguidas, porque cuando se recalientan, se paran, pero pueden ser útiles para calentar un espacio reducido de forma rápida. Si se quieren usar en un ambiente húmedo, como el cuarto de baño, hay que asegurarse de comprar un modelo que esté preparado para ello y utilizarlo con precaución, con las manos secas y estando calzados. 

  • Potencia: 2000 W
  • Precio de compra: 30 €
  • Gasto por hora: 0,46 €

Consulta el COMPARADOR DE CALEFACTORES

Convectores

convector-electrico

Al igual que los calefactores, funcionan también emitiendo aire caliente, pero son más grandes (tienen apariencia de radiador convencional) y son menos portables, aunque también menos ruidosos. No suelen ser apto para baños.

  • Potencia: 1000-2000 W
  • Precio de compra: 50-60 €
  • Gasto por hora: 0,46 €/h

Estufas halógenas

Distribuyen el calor por la radiación de infrarrojos que emiten sus tubos halógenos.

estufa-halógena

Se calientan rápido y enfocan el calor hacia donde estén orientados. A partir de unos metros de distancia, pierden mucha eficacia.

  • Potencia: 1000-2000 W
  • Precio de compra: 35 €
  • Gasto por hora: 0,276 €

Radiadores de aceite

Son los aparatos que más se parecen a los radiadores de agua convencionales. Están rellenos de aceite que calientan mediante unas resistencias eléctricas.

Aportan un calor agradable, son silenciosos, calientan toda la habitación y pueden funcionar largo rato.

 El inconveniente es que son lentos en calentar y resultan difíciles de mover, pues son grandes y pesados. Si se quieren calentar varias habitaciones, suele resultar más cómodo comprar varios radiadores.

  • Potencia: 1500-3000 W
  • Precio de compra: 70 €
  • Gasto por hora: 0,575 €

Estufas de butano o propano

Estas estufas funcionan quemando gas como combustible y calentando el aire a su alrededor.

No consumen electricidad. Son muy potentes, pueden calentar habitaciones grandes con facilidad.

Su principal inconveniente es que emiten CO2 y otros contaminantes, como anhídrido carbónico, por lo que solo deben utilizarse en estancias bien ventiladas. Aunque suelen tener sistemas de seguridad que hacen que la estufa se apague si la concentración de CO2 es demasiado alta, siguen siendo más peligrosas que las soluciones eléctricas.

  • Potencia: 3000-4000 W
  • Precio de compra: 150 €
  • Gasto por hora: 0,453 €

Estufa de parafina

Son similares a las estufas de gas, pero emplean combustibles líquidos como la parafina.

Son las más potentes, adecuadas para grandes estancias, pero también las más contaminantes.

Al igual que las estufas de gas, solo son adecuadas para estancias bien ventiladas.

  • Potencia: 3000-4500 W
  • Precio de compra: 215 €
  • Gasto por hora: 0,902 €

Elige la mejor opción para calentar tu hogar

¿Ya lo tienes más claro? Valora cuánto estás dispuesto a gastar, la superficie que debes calentar y el coste máximo que puedes asumir, y escoge la opción que más te convenga: de un sencillo calefactor a un radiador de aceite, o una potente estufa, el objetivo es caldear tu hogar sin arruinarte (y sin correr ningún riesgo). Recuerda que siempre hay algunos trucos que pueden ayudarte a ahorrar en calefacción.

El objetivo de OCU es defender y orientar a los consumidores y para ello contamos con una baza infalible: la mejor información, en exclusiva para nuestros socios.

Cada mes, nuestros expertos analizan cientos de productos y servicios, de calefactores a televisores, de tarifas eléctricas a seguros o calderas, y publicamos los resultados para ayudar a los socios a escoger la mejor opción, al mejor precio y con descuentos exclusivos. Acertar con tus decisiones puede suponer ahorrar cientos de euros.

Únete a OCU y compruébalo tú mismo

Comunidad

Hogar y energía

Conversaciones relacionadas