Noticia

Guantes para pantallas táctiles

25 noviembre 2011

25 noviembre 2011

Ni tu smartphone ni tu tableta están preparados para que los toques con los guantes que usas cuando llega el frío. La solución llega con este curioso invento: guantes táctiles que abrigan pero conducen la electricidad.

Estamos viviendo el auge de la tecnología táctil: nuestros dedos se arrastran sobre la pantalla y dan todo tipo de órdenes a smartphones y tabletas. Este tipo de tecnología empieza a generar sus propios accesorios, inventos que pueden ser de extrema utilidad o meros caprichos según el caso. ¿Conoces los guantes táctiles?

El problema

La tecnología táctil dominante es la capacitiva: la pantalla reacciona si es tocada con una material conductor de energía eléctrica. Por ejemplo: un dedo.

Los dispositivos táctiles están pensados para ser eminentemente portátiles: la idea es que los llevemos la mayor parte del día con nosotros. En invierno, el descenso de las temperaturas puede suponer un verdadero problema: si usamos guantes para protegernos del frío, la pantalla no responderá al tacto, ya que los guantes suelen aislar de la electricidad.

Hasta ahora, teníamos que elegir entre congelarnos los dedos o no usar nuestros dispositivos cuando el frío aprieta.

La solución

Los guantes para pantalla táctil están hechos con una mezcla de telas y tejidos que sí que conducen la electricidad (sobre todo fibras de plata). Existen algunos modelos completamente hechos con tejidos acrílicos y fibras de plata, por lo que todos los dedos pueden usarse para controlar nuestro smartphone o tableta.

En otros casos, solo las puntas de dos dedos tienen fibras de plata, por lo que el resto de la mano no producirá efectos sobre la pantalla.

Conclusion: mejores que cualquier solución casera

Los hemos puesto a prueba y los resultados son satisfactorios: este tipo de guantes hacen lo que prometen. Abrigan las manos pero es posible manejar un smartphone sin problemas. A la hora de escoger uno u otro modelo, hay que tener en cuenta que con guantes nuestro teléfono será un poco más resbaladizo. Para garantizar que no se nos va a caer al suelo, lo ideal es comprobar si el agarre con estos guantes es satisfactorio. Por lo demás, las diferencias entre modelos son fundamentalmente estéticas y de precio. Existen modelos desde 15 euros.

También hemos encontrado en Internet otras alternativas más rudimentarias y francamente poco recomendables, como guantes en los que la punta de los dedos índice y pulgar quedan al descubierto o incluso soluciones caseras para convertir tus guantes tradicionales en táctiles a base de coser con hilo conductivo. No te engañes: el hilo conductivo no es sencillo de conseguir y una bobina puede resultar tan cara como un par de guantes.


Imprimir Enviar por email