Noticia

Un 28% de los padres espía los mails y mensajes de sus hijos

02 julio 2013

02 julio 2013

Los padres no lo tienen fácil para vigilar lo que hacen sus hijos en Internet. En esta encuesta salen a la luz estrategias razonables (como limitar las horas en que pueden conectarse) y otras algo más desquiciadas, como rastrear sus movimientos por GPS. 

El afán protector de todo padre lo tiene duro a la hora de controlar a su retoño en Internet, una red de redes que ni los gobiernos ni las empresas más poderosas del mundo pueden domar.

Preguntamos a más de 400 padres y madres con hijos adolescentes (10-16 años). Estas son sus maneras de afrontar los riesgos las dudas.

Internet es bueno, pero...

La amplia mayoría reconoce que Internet tiene ventajas y un 97% cree que la Red les ayuda en sus tareas escolares.

Ni tan siquiera las redes sociales, tan polémicas en ocasiones, generan gran aversión: un 47% las considera beneficiosas y solo el 23% piensa que tienen una influencia negativa.

Los "palos" van para otros aspectos como los chats (despiertan los recelos del 54%) y los videojuegos online (el 36% de los padres los considera perjudiciales).

Muchas dudas con los smartphones

Pero el futuro de Internet (y también buena parte del presente) se aleja de los ordenadores para jugarse en el smartphone.

¿Qué papel juega en las vidas de sus hijos? 

Las estrategias más razonables 

Nueve de cada 10 padres se manifiestan muy preocupados por la posibilidad de que sus hijos conozcan a pedófilos por Internet.

Otras de las cosas que les quitan el sueño son el ciberacoso, el robo de la identidad online o la difusión de información personal de sus hijos.

Para afrontar estos riesgos, estas son las estrategias más utilizadas: 

  • Limitar las horas que pueden pasar en Internet.
  • Decidir el momento o el lugar (a menudo en una sala común de la casa) para conectarse. 
  • 25% pone a sus hijos reglas estrictas a la hora de navegar (un 60% las fija flexibles y un 15% prescinde de reglas; este último porcentaje se incrementa cuando los hijos cumplen 13 años).
  • Un 19% pide abiertamente a sus hijos ser aceptado como amigo en una red social.
  • La mayoría de padres intenta educar a sus hijos en un uso más responsable de la Red: un 64% les explica en qué paginas pueden entrar y en cuáles no.
  • Un 20% usa programas de control parental, aunque muchos admiten que no tienen los conocimientos suficientes para configurarlos (especialmente en tabletas, smartphones y videoconsolas).

Tácticas de guerrilla

Hay padres que no se conforman con una supervisión "razonable" y deciden dar un paso más. Estas son las "tácticas de guerrilla" a las que más recurren:  


Imprimir Enviar por email