Consejos

DNI electrónico: úsalo en Internet

01 febrero 2012
dni

01 febrero 2012

El DNI electrónico (DNIe) refuerza la seguridad de tus transacciones por Internet, al tiempo que te permite realizar un montón de trámites administrativos sin moverte de casa. Eso sí, para poder usar el DNI electrónico necesitarás un ordenador actualizado al que deberás conectar un lector específico.

El DNIe refuerza tu seguridad

El nuevo DNI electrónico es muy parecido a los anteriores carnés de identidad, ya que conserva la foto, la firma y los datos personales. De ahí que siga valiendo para lo mismo: para identificarte personalmente.

Pero ahora tiene un valor añadido, que se deriva de la presencia impresa de un chip electrónico, tal y como si se tratara de una tarjeta bancaria (tiene el mismo formato). Este pequeño chip te ofrece nuevas funciones ligadas a su uso en Internet: básicamente, refuerza la seguridad de tus transacciones, al tiempo que te permite realizar un montón de trámites administrativos.

El DNI electrónico te ahorra tiempo

El DNI electrónico autentifica tu identidad en operaciones a través de Internet, sustituyendo la necesidad de usar un código de usuario y una contraseña. Es más, cualquier operación bancaria queda doblemente protegida al requerir el uso físico de tu carné y un ordenador habilitado previamente para usarlo.

Al tiempo, te permite estampar una firma digital que proteja los documentos que envíes; así, por ejemplo, si alguien intenta modificar un documento que hayas enviado, tu firma desaparecerá. Un uso muy útil para enviar documentos a la Administración o para solicitarlos desde casa: la partida de nacimiento, un certificado del padrón municipal, una beca, etc.

¿Está tu equipo preparado para usar el DNIe?

Obviamente, el uso del DNI electrónico precisa de un ordenador. Da igual el modelo, la marca o el sistema operativo que tenga (siempre que no sea demasiado antiguo), pero deberá integrar necesariamente un navegador web con una versión actualizada: Internet Explorer 6.0 o Firefox 1.5, como mínimo.

Además, el ordenador deberá incluir un buen paquete de seguridad. Si no estás dispuesto a gastarte los 45 euros de un paquete realmente eficaz, instala al menos un antivirus y un cortafuegos gratuitos y conecta el sistema de seguridad de su sistema operativo.

Y hazte con un lector electrónico

Además precisarás de un lector electrónico específico para insertar tu DNI electrónico. Los hay desde 15 euros. Pero verifica que cumple el estándar ISO7816 y PC/SC.

La instalación no es demasiado complicada:

  • Primero descarga el software de la página oficial: www.dnielectronico.es/descargas/index.html
  • A continuación ejecuta el programa que instalará en su ordenador los drivers necesarios para decodificar la información del DNIe.
  • Por último, conecta el lector de tarjetas al puerto USB del ordenador. Buscará los controladores necesarios o bien te pedirá que insertes el CD de instalación del fabricante.

No bajes la guardia

  • Nunca facilites la clave del DNIe a nadie, ni por Internet ni por teléfono, aunque te llamen diciendo que son del banco.
  • Una vez usado el DNI electrónico, retíralo del lector. De lo contrario, si alguien conoce tu clave y el DNIe sigue allí, podrían suplantarte.
  • Cuando elijas tu clave no te inspires en fechas personales o señaladas (la fecha de cumpleaños, la matrícula del coche). Y combina números y letras, son claves más difíciles de descifrar.
  • Evita usar ordenadores distintos al suyo, especialmente si te encuentras el lugares públicos (como en un cibercafé); si no tienes más remedio, cambia luego la clave (consulta www.dnielectronico.es); y hazlo cuanto antes.

Al DNIe le sigue faltando un empujón

Los beneficios del uso del DNI electrónico están fuera de toda duda. Ahora bien, no todas las administraciones públicas han puesto el mismo empeño en facilitar su uso: existen sensibles diferencias de accesibilidad y servicios entre las páginas web de los distintos ministerios, comunidades autónomas y ayuntamientos.

Es más, hemos comprobado que 5 de las 20 principales entidades bancarias no admiten aún el empleo del DNI electrónico o bien solicitan la utilización simultánea de claves tradicionales de acceso para confirmar las operaciones. 


Imprimir Enviar por email