Noticia

Novartis intenta impedir que el Gobierno publique información sobre la financiación de Kymriah

30 junio 2020
Precios medicamentos cáncer

La compañía farmacéutica recurrió a los tribunales para evitar que el Ministerio publicara información sobre la financiación de Kymriah, un tratamiento contra el cáncer de 320.000 euros. Su recurso ha sido estimado parcialmente: la resolución judicial ordena al Ministerio dar audiencia a Novartis. Los consumidores seguimos pidiendo información y transparencia: hay demasiadas preguntas sin respuesta.

A finales de 2018, el Gobierno aprobó la financiación de Kymriah dentro del Sistema Nacional de Salud, un novedoso tratamiento enmarcado dentro de las denominadas inmunoterapias celulares (CAR-T) que aprovechan la capacidad de las células de nuestro sistema inmunitario para reconocer y atacar el tumor.

Kymriah, de los laboratorios Novartis, fue la primera terapia de este tipo aprobada en España y está destinada a tratar la leucemia linfoblástica aguda (LLA), un tipo de cáncer de la médula ósea y de la sangre que afecta especialmente a niños y jóvenes menores de 25 años.

El Consejo de Transparencia consideró que la información era de “interés público”

En España el precio de venta de laboratorio para este medicamento es de 320.000  euros por paciente, pero los criterios concretos en base a los cuáles se ha fijado ese precio y las condiciones económicas para la aprobación de financiación de este medicamento dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) son desconocidas.

La campaña No es Sano, de la cual OCU es miembro integrante, realizó a finales de 2018, vía portal de transparencia, una petición al Ministerio de Sanidad para conocer el precio de financiación y los criterios terapéuticos y económicos que justificaban dicho precio. En enero de 2019, el gobierno respondía parcialmente a la petición de información mediante un escrito con el precio de financiación del tratamiento, que alcanza los 320.000 euros en España.

Sin embargo, en relación con los criterios concretos seguidos para acordar dicho precio, el Ministerio de Sanidad respondió remitiendo los criterios genéricos de financiación de medicamentos, que ya vienen recogidos en el artículo 92 de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos. Considerando que el Ministerio no había respondido a la solicitud realizada, la campaña No es Sano acudió al Consejo de la Transparencia y Buen Gobierno (CTBG), organismo independiente encargado de velar por la transparencia de la actividad pública, que falló a su favor e instó al ejecutivo a facilitar esa información.

Estimado el recurso de Novartis

Pero, antes de que el Ministerio de Sanidad pudiera responder nuevamente, Novartis interpuso un recurso judicial contra la decisión del CTBG con objeto de paralizar el proceso e intentar evitar que la campaña, y por tanto la ciudadanía, tenga acceso a esta información.

Finalmente, a finales de abril se conoció la sentencia del juez que estima parcialmente el recurso de Novartis. Según esta resolución judicial, el Ministerio de Sanidad debería haber dado audiencia al laboratorio para conocer sus alegaciones antes de aceptar o denegar la petición de información de la campaña No Es Sano, cosa que en su momento no sucedió.

 

Los consumidores pedimos información clara

Desde OCU esperamos que el Ministerio de Sanidad cumpla con las formas procedimentales correspondientes, dé audiencia a Novartis y, a continuación, haga pública la información solicitada: pedimos transparencia, ya que la pregunta de en base a qué se ha fijado un precio de 320.000 euros por paciente sigue sin haber sido respondida.

Para OCU es fundamental que se conozcan los datos concretos en base a los que se establece el precio de financiación de las nuevas terapias innovadoras, sobre todo cuando hay estimaciones de que su coste de desarrollo es significativamente inferior.

Comunidad

Salud y nutrición

Conversaciones relacionadas