Noticia

Retiran otro complemento contra la disfunción eréctil

07 noviembre 2013

07 noviembre 2013

Se trata del complemento Maxman Capsules, que incluye un fármaco en su composición. No es una novedad que se retiren productos similares, sólo en el año 2012 la Aemps sacó del mercado 18 de estos productos, que bajo nombres sugerentes contenían fármacos.

La disfunción éréctil o impotencia erigendi es la incapacidad continuada para conseguir mantener una erección lo suficientemente firme como para mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Se trata de un problema que afecta a uno de cada diez varones adultos españoles y para el que se anuncian habitualmente productos milagrosos de, cuanto menos, dudosa eficacia. Por ello, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha retirado del mercado varios suplementos destinados a mejorar la función sexual, en la mayoría de los casos por contener fármacos ocultos entre sus ingredientes, supuestamente naturales.

El último en ser retirado del mercado ha sido Maxman Capsules, que se vendía como complemento alimenticio y, según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Oficial de Control de la Aemps, contiene el principio farmacológicamente activo sildenafilo, no incluido ni declarado en su etiquetado, en cantidad suficiente para ejercer una actividad farmacológica, lo que le confiere la condición legal de medicamento.

El sildenafilo actúa restaurando la función eréctil deteriorada mediante el aumento del flujo sanguíneo del pene por inhibición selectiva de la fosfodiesterasa. Está contraindicado en pacientes con infarto agudo de miocardio, angina inestable, angina de esfuerzo, insuficiencia cardiaca, arritmias incontroladas, hipotensión o hipertensión arterial no controlada, ictus, y personas con antecedentes de neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica.

Otros productos retirados

Los productos retirados este año anteriormente son: M-CARE, Forcex, Ginseng-Max, Vigomax VGMX, Vigour 800, Maxhard, Ultimate Spanish Fly, Maxsize, Herbalviva, Viamax-Maximizer y Max Desire.

No es una novedad. Sólo en 2012 la Aemps retiró 18 de estos productos, que bajo nombres más o menos sugerentes contenían fármacos contra la disfunción eréctil. En la mayoría de los casos son medicamentos de la familia de los inhibidores de la fosfodiesterasa-5, como el sildenafilo (la misma sustancia que contiene la conocida Viagra), el taladafilo, el vardenafilo o moléculas derivadas de estos, aunque también contienen otros principios activos, como la yohimbina o la fentolamina.

Desde la OCU hemos podido comprobar que varios de ellos se siguen ofertando en Internet, pese a la actuación de la Aemps.

Peligros ocultos

Las personas que consumen estos productos piensan que están tomando una combinación de compuestos naturales, cuando en realidad se trata de medicamentos ilegales que, además, pueden llegar a ser peligrosos. Estas sustancias presentan efectos adversos y contraindicaciones conocidas, sobre todo cuando se trata de personas con antecedentes cardiovasculares.

En la mayor parte de los casos se presentan en cápsulas o comprimidos que se comercializan en Internet, aunque no siempre es así, pues la AEMPS también ha retirado productos que se vendían en farmacias.

Consejos para que no te engañen

  • Desconfía de aquellos productos en cuyo etiquetado se advierte que se deben tomar entre 30 y 60 minutos antes del acto sexual.
  • Algunos productos llegan  incluso a advertir que no los tomen personas hipertensas o con insuficiencia coronaria.
  • Recela de los productos que de forma exagerada aleguen beneficios sobre la disfunción eréctil que sólo un fármaco podría producir.

Imprimir Enviar por email