Noticia

Caso Avastin: seguimos sin saber por qué se usa el medicamento más caro

24 abril 2015
roche

24 abril 2015

OCU ha vuelto a dirigirse a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia con respecto al caso de los medicamentos Avastin y Lucentis: seguimos sin saber por qué en España se está pagando 100 veces más por un medicamento de idéntica eficacia.

Hace un año denunciamos el caso de los medicamentos Avastin (del laboratorio Roche) y Lucentis (de Novartis). Ambos medicamentos, de uso hospitalario, son igual de eficaces para tratar la degeneración macular húmeda asociada a la edad (DMAE). Pero Lucentis, el único que tiene oficialmente aprobada la indicación, resulta hasta 100 veces más caro que Avastin.

En la denuncia pedíamos a la CNMC que tomara cartas en el asunto e investigara la posibilidad de que ambos laboratorios actuaran de forma contraria a la competencia y tuvieran un interés común en diferenciar Avastin (oficialmente indicado para el tratamiento de varios tipos de cáncer) y Lucentis, y transmitir que Avastin no es seguro para el tratamiento de las enfermedades oculares. Una estrategia que podría tener como objetivo que la demanda se encamine hacia el uso del medicamento más caro.

Una respuesta soprendente... y poco satisfactoria

En noviembre de 2014 la CNMC respondió a OCU (con un escueto fax) que no apreciaba irregularidad alguna en la cuestión y por lo tanto cerraba las actuaciones. A juicio de OCU, la respuesta recibida de la CNMC no aclara nuestras dudas, ni informa adecuadamente sobre la investigación realizada acerca del posible conflicto de intereses entre las empresas Roche y Novartis.

Llama aún más la atención porque la respuesta del organismo español de competencia es algo muy diferente a lo sucedido en Italia (donde el Tribunal de la Competencia impuso a las dos compañías una multa de 182,5 millones de euros, al considerar acreditado que habían constituido un cártel para repartirse el mercado y evitar que se comercializara el fármaco más económico). Y también dista de la situación en Francia, donde su Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de Productos Sanitarios acaba de emitir una Recomendación Temporal de Utilización de Avastin para el tratamiento de la DMAE, amparada por una normativa que tiene en cuenta tanto la seguridad de los medicamentos como su financiación por parte de la Seguridad Social francesa.

Urge acabar con un gasto injustificado

Insistimos: el tratamiento con Lucentis para la DMAE es hasta cien veces más caro que el tratamiento con Avastin. Usar el primero produce un impacto en la factura farmacéutica pública y en el bolsillo de los españoles absolutamente injustificado, contrario a la urgente y necesaria sostenibilidad del sistema sanitario. En este caso, está demostrado que existe una alternativa terapéutica igual de eficaz y mucho más económica

Por todo ello, OCU ha vuelto a dirigirse esta semana a la Comisión Nacional de la Competencia, cuya respuesta nos ha generado incluso nuevas dudas. Los consumidores necesitamos respuestas:

  • ¿Qué medidas se han tomado para asegurar que Roche y Novartis no se han repartido el mercado para el tratamiento de la DMAE en España (como se ha considerado probado en Italia)?
  • ¿Es o no seguro el uso de Avastin fuera de indicación ("off label") para el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad?
  • En algunas Comunidades Autónomas sí que se está usando Avastin "off label", pero según la CNMC es “porque interpretan que Lucentis no está disponible”, y no porque resulte más ventajoso. ¿Acaso se ha producido desabastecimiento de Lucentis en los hospitales? 
  • Si hay una alternativa igualmente eficaz al medicamento más caro… ¿Por qué no se impulsan medidas de fomento de estos, como sucede en Francia?

Imprimir Enviar por email