Noticia

Viruela de los monos: qué es y cómo actuar

Últimas informaciones sobre casos de viruela símica

Sigue aumentando el número de casos confirmados de viruela del mono en toda España. El Ministerio de Sanidad actualiza las informaciones: aunque es Madrid la comunidad con más notificaciones, también hay casos en otros lugares. ¿En qué consiste esta enfermedad? ¿Cómo debemos actuar? 

04 julio 2022
hombre enfermo

Alerta sanitaria ante la viruela del mono

La alerta sobre la viruela de los monos o viruela símica (Monkeypox, en inglés) se lanzó en España a mediados de mayo después de que en Reino Unido se confirmasen los primeros casos de esta infección, de presentación excepcional fuera de África, y se hubieran detectado ya casos en la Comunidad de Madrid. Desde entonces los casos no han dejado de aumentar.

Más de mil casos confirmados en España

Desde entonces, se han notificado casos en diferentes países (a fecha 30 de junio, un total de 4.999 casos confirmados en Europa y 795 en otros lugares del mundo). En España, también a 30 de junio, se habían confirmado 1.196 casos (770 de ellos en la Comunidad de Madrid, la más afectada).

La mayoría de los casos detectados, tanto en España como en otros países, se han producido en hombres que han tenido relaciones sexuales con otros hombres en contextos de riesgo, lo que no excluye que otros grupos de población se vean afectados. En España, por ejemplo, ya se ha confirmado la infección en 11 mujeres y en al menos un niño de 3 años.  

¿Qué es la viruela de los monos? 

La viruela de los monos es una “zoonosis”, es decir, una infección que se transmite a humanos desde animales, sea directamente o mediante vectores, aunque a partir de una primera persona infectada también puede producirse transmisión secundaria a otras personas.

Es una infección vírica, típica de las áreas selváticas de África central y occidental, donde diferentes mamíferos (principalmente roedores) pueden transmitirla al ser humano. De hecho, el número de casos en países de África ha aumentado durante la última década. Fuera de África, hasta ahora se habían documentado algunos brotes aislados, vinculados siempre a un caso importado o a un contacto con animales importados de zonas endémicas. Lamentablemente, la comunidad internacional no se ha preocupado de la viruela de los monos hasta que los países occidentales se han visto afectados de forma más extensa.

¿Cómo se transmite?

Según informa la Organización Mundial de la Salud, originalmente la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados.

La transmisión de persona a persona (transmisión secundaria) se produce por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias (por gotículas respiratorias, generalmente tras un contacto estrecho cara a cara) o con las lesiones cutáneas de una persona infectada. De hecho, de 353 casos confirmados en España de los que se dispone de información sobre el mecanismo de transmisión, el 86,7% fue por contacto estrecho en el contexto de relaciones sexuales y el 7,4% por contacto estrecho no sexual.

También podría transmitirse al entrar en contacto con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o las lesiones, y en mujeres embarazadas de la placenta al feto.  

¿Cuáles son los síntomas de la viruela símica?

El periodo de incubación de la viruela de los monos, es decir, el intervalo entre el momento en que se produce la infección y la aparición de los síntomas, suele ser de 6 a 16 días, aunque puede variar entre 5 y 21 días. La infección puede dividirse en dos periodos:

  • Periodo inicial (entre los días 0 y 5), caracterizado por fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor lumbar, dolores musculares y cansancio.
  • Periodo de erupción cutánea (entre 1 y 5 días después del inicio de la fiebre), cuando aparecen las distintas fases de un exantema cutáneo, que va desde lesiones planas a vesículas, pústulas y costras que se secan y acaban cayendo.

Fiebre y exantema en área genital, las manifestaciones más frecuentes

El exantema asociado a la viruela del mono normalmente comienza en la cara y luego se extiende al resto del cuerpo. Sin embargo, en el contexto de los casos asociados al brote actual y dado el patrón actual de transmisión, las lesiones se han localizado con mayor frecuencia en las zonas genital, perianal y perioral.

Por lo que respecto a los casos confirmados en España, se han identificado ya manifestaciones clínicas en 468 casos. De ellos la mayoría presentaron exantema en la región anogenital (69,2%) y en otras localizaciones (56,8%), fiebre (59,6%), cansancio (43,2%) e inflamación de los ganglios (42,5%).

En cualquier caso, los síntomas de la viruela del mono suelen desaparecen al cabo de dos o tres semanas.

¿Es peligrosa la viruela del mono?

La viruela del mono es una infección de baja mortalidad en países desarrollados. Hasta la fecha, todos las personas afectadas en España se han recuperado (o lo están haciendo), habiendo sido necesaria hospitalización en 28 casos. En los países africanos en los que es endémica, los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños. 

¿Hay que temer, no obstante, una extensión importante de casos? Según la OMS, hasta la fecha no se ha podido demostrar que la transmisión de persona a persona por sí sola pueda sostener la infección en los seres humanos, más allá de brotes localizados. No obstante, el comportamiento de la infección parece ser distinto en esta ocasión, en la que por primera vez existen cadenas de la transmisión en Europa (y otras áreas no endémicas) sin vínculo epidemiológico con las zonas endémicas de África.

Por el momento, nuestra recomendación es mantener la calma: estamos ante una infección que, al menos en nuestro medio, es de evolución benigna. En cualquier caso, con la información disponible, no se puede considerar una epidemia.

Por otra parte, la variedad detectada en España es la de África Occidental, la más leve de las conocidas.

¿Cómo deben actuar las personas infectadas por viruela del mono?

El Ministerio de Sanidad ha establecido un protocolo para la detección precoz y manejo de casos, que establece, entre otras, las medidas que deben seguir las personas infectadas que no requieren hospitalización:

  • Mantenerse en una habitación o área separada de otros convivientes hasta que todas las lesiones hayan desaparecido, especialmente si presentan lesiones extensas o con secreciones o síntomas respiratorios.
  • Evitar el contacto físico y las relaciones sexuales hasta que las lesiones hayan desaparecido.
  • Se recomienda que las lesiones estén cubiertas.
  • Usar mascarilla quirúrgica, especialmente en aquellos que presenten síntomas respiratorios. Si esto no fuese factible se recomienda que el resto de convivientes lleve mascarilla.
  • No se debe abandonar el domicilio, excepto cuando sea necesaria atención médica de seguimiento. En este caso el enfermo deberá llevar momento mascarilla y no usar el transporte público.
  • Las personas convivientes deben evitar en lo posible el contacto y limitar las visitas a las imprescindibles.
  • Disponer de utensilios para el hogar de uso exclusivo por la persona infectada (ropa, sábanas, toallas, cubiertos, vasos, platos).
  • Debe mantenerse una adecuada higiene de manos después del contacto con personas infectadas (lavarse las manos con agua y jabón o usar un desinfectante para manos a base de alcohol).
  • Por último, debe evitarse el contacto con animales silvestres o domésticos, por lo cual las mascotas deben ser excluidas del entorno de la persona infectada.

Limpieza de la ropa y utensilios

  • Se debe tener cuidado al manipular la ropa sucia para evitar el contacto directo con el material que haya podido ser contaminado con secreciones. No debe sacudirse ni manipularse de manera que pueda dispersar partículas.
  • Esas prendas no deben lavarse con el resto de la ropa de la casa. Ropa, sábanas, toallas... se pueden lavar en lavadora con agua caliente (60 grados) y detergente. No es necesaria lejía.
  • Los platos y otros utensilios para comer no deben compartirse y deben lavarse en un lavaplatos o a mano con agua caliente y jabón.
  • Las superficies y objetos contaminados pueden limpiarse y desinfectarse con con hipoclorito sódico (lejía) de uso doméstico a una concentración del 0,1%, Si se utiliza lejía doméstica, tenga en cuenta que está normalmente a una concentración inicial del 5%, por lo que la dilución sería 1:50.

¿Tiene tratamiento la viruela del mono?

No hay un tratamiento específico para la viruela del mono más allá de las medidas de cuidado general para aliviar los síntomas hasta su curación. La persona afectada debe evitar, en la medida de lo posible, tocar o manipular las lesiones cutáneas para reducir el riesgo de sobreinfección bacteriana.

En los casos más graves puede considerarse el uso de algunos antivirales que han mostrado cierta eficacia en infecciones causadas por virus relacionados.

¿Qué deben hacer los contactos de alguien infectado?

Las autoridades de salud pública de las comunidades autónomas llevarán a cabo un seguimiento entre los contactos estrechos de los enfermos, para detectar de forma precoz la presencia de cualquier signo o síntoma relacionado con la enfermedad. Los contactos, a los que se indicará tomarse la temperatura una vez al día durante los 21 días que sigan a la exposición, deben estar localizables a lo largo de este periodo. Además

  • El protocolo de Sanidad no les obliga a realizar cuarentena, pero deben extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla.
  • Deben abstenerse de mantener contactos sexuales durante el periodo de seguimiento.
  • Si alguno de los contactos presenta fiebre o cualquier otro síntoma compatible con la infección, deberán autoaislarse en casa y ponerse en contacto de forma urgente con el responsable del seguimiento. Si no se desarrolla exantema en los primeros 5 días tras la aparición de los síntomas o se diagnostica otra enfermedad que los explique, se suspenderá el aislamiento domiciliario y se continuará con el seguimiento hasta completar 21 días tras el contacto con el caso confirmado.

¿Crees que estás infectado por viruela del mono?

En cualquier caso, si tienes razones fundadas para creer que podrías estar infectado por el virus de la viruela de los monos y no se te está haciendo seguimiento, no acudas a un centro sanitario. Aíslate en una habitación en casa y llama al teléfono 112: desde los servicios de emergencia se te informará de los pasos que debes seguir.

Si por la intensidad de los síntomas decides ir a un centro sanitario, evita en la medida de lo posible el transporte público y ponte una mascarilla quirúrgica. En cuanto llegues al centro, informa al personal sanitario de tus sospechas.

Vacunación contra la viruela símica

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades ha recomendado a aquellos países que puedan disponer de vacunas contra la viruela humana considerar su administración a los contactos estrechos de casos confirmados.

¿Deben vacunarse los contactos?

En España, teniendo en cuenta la limitada disponibilidad actual de dosis, la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad ha elaborado un protocolo que incluye ofrecer la vacunación a los contactos estrechos de casos confirmados en los primeros 4 días tras el contacto. Se dará prioridad a:

  • Personas con inmunodepresión, incluyendo infección por VIH con recuento de células CD4 inferior a 200/ml.
  • Personal sanitario que haya tenido un contacto cercano (inferior a un metro en la misma habitación) sin equipo de protección adecuado.
  • Personal de laboratorio que maneje muestras de pacientes sospechosos o confirmados y que haya presentado alguna incidencia en el uso del equipo de protección.

Cuando se disponga de vacunas suficientes, se podrá completar la vacunación con una segunda dosis a los 28 días de la primera en las personas que no tengan antecedente de vacunación frente a la viruela. Se valorará la necesidad de esas segunda dosis en las personas que sí hubieran sido vacunadas contra la viruela en su día. A este respecto, el Ministerio de Sanidad ha anunciado que ya han llegado a España las primeras 5.300 vacunas de tercera generación adquiridas a través de la Comisión Europea.

Por el momento no se recomienda la vacunación preexposición, aunque podría recomendarse más adelante en ciertos colectivos en función de la disponibilidad de dosis y la evolución del brote. 

OCU Salud informa

En OCU Salud te mantenemos siempre al día, con informaciones objetivas y precisas, sin alarmismos, para que sepas qué hacer para proteger tu salud y la de los tuyos. Consejos de prevención, hábitos saludables, novedades sobre enfermedades y medicamentos... Confía en los expertos de OCU

Descubre OCU Salud