Consejos

Cómo valorar y tratar quemaduras

26 agosto 2013
quemar

26 agosto 2013

La gravedad de una quemadura depende de su profundidad y extensión. La profundidad se mide según una escala de leve a muy grave. A partir del 25% de superficie corporal quemada, existe incluso riesgo vital. Te lo contamos todo sobre las quemaduras.

La gravedad de una quemadura depende mucho de su profundidad y extensión.

La profundidad se mide según una escala de tres grados: leve, grave y muy grave.

Si la superficie de la quemadura, sea cual sea su grado, abarca más del 10% del cuerpo, en el caso de un adulto, o del 5%, en el caso de los niños, la solución pasará siempre por acudir urgentemente a un centro médico. A partir del 25% de superficie corporal quemada, existe incluso riesgo vital.

Si la quemadura viene combinada con algún traumatismo o la persona que se ha quemado padece alguna enfermedad grave, los riesgos se incrementan. En el caso de que la quemadura afecte a zonas sensibles, como la cara, las manos, los pies, los genitales, las articulaciones o las vías respiratortias, también hay que ir rápidamente a un médico, así como si la causa de la quemadura ha sido el contacto con alguna sustancia química o una corriente eléctrica o fuera causa de malos tratos.

Para tratar una quemadura, lo primero que debemos hacer es enfriar la zona:

  • Aleja al quemado de cualquier fuente de calor, y si la quemadura la ha causado una descarga eléctrica, desconecta la corriente antes de tocarle.
  • Enfría inmediatamente la zona quemada manteniéndola unos 20 minutos bajo el agua corriente fría o tibia, pero nunca uses hielo o agua helada. Si no dispones de agua, puedes utilizar incluso leche o refrescos.
  • Únicamente si la quemadura se ha producido por cal viva habrá que sacudirla sin mojarla.
  • Retira con cuidado la ropa que cubra la piel, salvo que veas que la piel está pegada: de ser así podrías arrancar tejidos corporales y causar un gran daño.
  • Si la quemadura es pequeña y superficial y no afecta a una zona sensible, no será necesario cubrirla. Si es grave, cúbrela cuanto antes con tela hasta que pueda verla un médico. La tela o gasa debe estar humeda. Cuidado también que no desprenda hilos o pelusas.
  • No des comida al herido ni tampoco bebida hasta que lo examine un especialista.

 


Imprimir Enviar por email