Noticia

Cómo cuidar tu pelo en verano

01 agosto 2011

01 agosto 2011

Los meses de calor, mar y piscina ponen a prueba nuestros cabellos y los hacen sufrir. Para mantenerlos sanos, solo tienes que seguir estos consejos que no muchos conocen.

El verano es la época del año en la que más se resienten tus cabellos. Sol, viento, aire acondicionado, el cloro de las piscinas y la sal del mar... Una combinación fatal de elementos que hará que nuestro pelo brille menos y sufra más.

Protege tus cabellos

  • Utiliza gorras para proteger tu cabeza, tanto en el mar como en la montaña.
  • Lávate el pelo con un champú de uso frecuente: para evitar la agresividad del jabón, puedes mezclar en la palma de tu mano un poco de champú con agua.
  • Cuando termines de zambullirte en el mar o en la piscina, aclárate el pelo con agua fresca (sin cloro y sin sal).

Elige el mejor producto

Champú

No te creas las incontables publicidades sobre champús específicos para el verano que prometen fortalecer tu pelo. Sea del tipo que sea, el champú es finalmente aclarado y se va por el desagüe. Por muchas vitaminas o ingredientes revolucionarios que pueda tener, está muy poco tiempo en contacto con tus cabellos, demasiado poco como para hacer el efecto milagroso que algunos fabricantes prometen.

No necesitas un champú específico para el verano. Te recomendamos que prefieras aquellos que en su etiqueta incluyen estas sustancias: sulfoccinate, cocoamphoacetate y betaines. Evita los que lleven otras como sodium lauryl y laureth sulphate.

Máscaras

En este caso las sustancias sí que pueden hacer efecto, ya que permanecen más tiempo sobre tu pelo. Son utiles para un uso ocasional, pero no hace falta comprar un producto específico para sol y playa.

Lo importante es que te fijes en los ingredients hidratantes y suavizantes, como el aceite de jojoba (Simmondsia chinensis) y la mantequilla de karité (Butyrospermum parkii). Elige los que lleven antioxidantes como la vitamina E o el tocoferol (Acetate tocopheryl). Evita que en la etiqueta de tu champú aparezcan palabras como Petrolatum o Paraffinum Liquidum, así como siliconas (Dimethicone, Cyclopentasyloxane): son sustancias nocivas para el medio ambiente y poco recomendables aunque a primera vista puedan mejorar el aspecto de tus cabellos.

Protectores solares

A menos que seas calvo o tengas un pelo especialmente fino y sensible (como el de los niños), no necesitas ningún protector solar para tu cabeza. Sus ventajas no compensan el daño que produciremos al cabello cuando tengamos que retirar estas sustancias.

Úsalos solo cuando sea necesario: prefiere los de alta protección (50) y aplícatelos una vez cada 2 horas y después de nadar.

Aceites protectores

Este tipo de aceites crea una barrera que protege el cabello, especialmente cuando está seco. El aspecto de nuestra cabeza después de aplicarlo puede ser desagradable, y para eliminarlo deberemos lavar nuestros cabellos concienzudamente con champú.

Prefiere los aceites de extractos vegetales (Seed Oil) y evita en la medida de lo posible Petrolatum, Paraffinum Liquidum y siliconas (Dimethicone, Cyclopentasyloxane).


Imprimir Enviar por email