Noticia

Cuidado con imitar los saltos de trampolín

15 julio 2015

15 julio 2015

La Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados Físicos de Madrid (Aspaym Madrid) y la Fundación del Lesionado Medular advierten sobre el riesgo del efecto imitación de los saltos de trampolín de famosos y expertos.

La Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados Físicos de Madrid (Aspaym Madrid) y la Fundación del Lesionado Medular han advertido que temen que el denominado efecto imitación a concursos de saltos, pueda tener trágicas consecuencias.

El presidente de ambas asociaciones, Miguel Ángel García Oca, ha hecho un llamamiento en el que alerta "del peligro de tirarse de cabeza o querer lanzarse al agua haciendo cabriolas sin tener los conocimientos y el entrenamiento adecuado, o si no se conoce bien la zona de baño".

Ayuda para concienciar

García Oca ha pedido a los responsables de Antena 3 y Telecinco, cadenas que periódicamente ponen en marcha campañas e iniciatrivas solidarias, que conciencien a sus telespectadores del riesgo de lanzarse al agua sin la preparación necesaria: "Pedimos a las cadenas de televisión que den un toque de atención desde sus concursos. Es una oportunidad magnífica para ayudarnos a concienciar sobre el peligro de las zambullidas".

Varios estudios indican que cerca de un 5% del millar de lesionados medulares que se registran anualmente deben sus lesiones a las zambullidas. Es el caso de Gustavo Díaz, que sufrió una lesión medular en 1988 en Venezuela, cuya experiencia debe servirnos para valorar que no merece la pena jugarse la vida por un instante de gloria: "Me tiré en una piscina que no conocía y me di con el fondo al hacer un clavado. El mar y la piscina pueden disfrutarse muchísimo, pero tomando unas precauciones mínimas para no llevarse sustos. Hay que conocer bien la profundidad, no hacer saltos tontos y asegurarse bien de que no hay personas debajo antes de iniciar la zambullida.

Desde la OCU retomamos el llamamiento de estas asociaciones y alertamos del peligro de zambullirse sin preparación. Nuestro consejo es que si no sabes perfectamente a lo que te enfrentas, no te arriesgues. Disfrutar del agua no debe conllevar en ningún caso un riesgo para nuestra integridad física.


Imprimir Enviar por email