Test: Dependencia a la nicotina

El tabaquismo es una adicción, que crea una dependencia física, psicoemocional y social. La nicotina es el principal componente adictivo del tabaco, aunque se le añaden otras muchas sustancias igualmente dañinas.

El Test de Fagerström de Dependencia a la Nicotina es un referente a la hora de medir el nivel de dependencia física a la nicotina. La versión que encontrarás a continuación está validada para población española. Te animamos a que respondas sinceramente a las preguntas para conocer cuál es tu nivel de dependencia a la nicotina y poder tomar medidas. ¡Nunca es tarde para dejar de fumar!

1 ¿Cuánto tiempo pasa desde que te levantas hasta que fumas el primer cigarrillo?

2 ¿Tienes dificultades para respetar la prohibición de fumar en los lugares donde está prohibido?

3 ¿Cuál es el cigarrillo que más te molestaría no poder fumar?

4 ¿Cuantos cigarrillos fumas al día?

5 ¿Fumas más por las mañanas que durante el resto del día?

6 ¿Fumas cuando estás enfermo y tienes que quedarte en cama?

 

 

 

Resultados

Resultado


Tu nivel de dependencia a la nicotina es bajo. Pero, ojo, tu necesidad de fumar, aun siendo baja, está ahí. Recuerda que el tabaquismo es una adicción: el fumador necesita consumir. Tener un nivel bajo de dependencia a la nicotina no significa ser “poco adicto” al tabaco o tener un problema menor. ¡Aprovecha para dejar de fumar!

Resultado


Tu nivel de dependencia a la nicotina es medio. Esto quiere decir que, al menos físicamente, tienes una necesidad considerable de consumir cigarrillos. Recuerda que el tabaquismo es una adicción: el fumador necesita consumir cigarrillos en unas cantidades y momentos concretos, que suelen ir a más. Por eso, este puede ser un buen momento para dejar de fumar, ¡atrévete y libérate del tabaco!

Resultado


Tu grado de dependencia a la nicotina es alto. Necesitas fumar de forma regular, sufres el síndrome de abstinencia si no lo haces y, probablemente, fumes una cantidad de tabaco diaria importante. Recuerda que el tabaquismo es una adicción que se puede superar: hay profesionales entrenados para acompañarte en el proceso de cesación tabáquica, así como fármacos que te ayudarán a manejar la abstinencia. ¡Atrévete, no estás solo!