Noticia

Tefal Freemove 9910, plancha sin cable

19 octubre 2012
Plancha

19 octubre 2012

Planchar sin cable pero con la misma eficacia que con una plancha tradicional es posible con el modelo Freemove 9910 de Tefal. El aparato, a la venta por 99 euros, permite planchar en intervalos de 30 segundos mientras se recarga.

Si eres de los que se pega con la plancha hasta el punto de quemar el cable de conexión con la red eléctrica, estás de enhorabuena. Tefal acaba de presentar su modelo Freemove 9910, en el que la potencia se suministra a la plancha desde un soporte que se encuentra fijado sobre la tabla de planchar para permitirte utilizarla sin cables.
 
Esta plancha, que está a la venta por 99 euros, cuenta con un mango abierto que, si bien resulta novedoso, quizá sea algo corto a la hora de manipular el aparato y colocarla sobre la base. Pero seguramente esto atiende a que el fabricante ha preferido curarse en salud para evitar el contacto con el soporte.
 
La Freemove 9910 tiene también una pinza de plástico que permite fijar el soporte a la tabla, y después la plancha se encaja por deslizamiento sobre el soporte, como si fuera un centro de planchado. Por lo tanto, la plancha resulta más ligera que las tradicionales, ya que no tiene incorporado el tanque de agua.

Tampoco dispone de mecanismo de fijación (bloqueo) de la plancha con el soporte. Eso sí, a diferencia de las planchas tradicionales, se necesitan dos manos para mover el soporte y la plancha.

30 segundos para planchar

De acuerdo con el manual de instrucciones, la plancha debe volver al soporte a los 30 segundos de haberse separado de él, lo cual entendemos que es un tiempo razonable para planchar una determinada zona y aprovechar luego cambiar la prenda de posición. La plancha tiene una alarma que emite un par de pitidos para dar el aviso. 

Para las personas mayores quizá sea necesario un mango más firme y algo más largo. En el caso de cualquier otro usuario, será él quien deba calibrar sus necesidades. Es decir: valorar si compensa tener que colocar sistemáticamente la plancha sobre el soporte cada cierto tiempo frente al hecho de 'librarse' de los cables durante el planchado.

La idea está bien ejecutada técnicamente pero quizá sea más tedioso tener que afrontar la rutina de colocación (con pitido incluido) que tener la plancha liberada de cables.
 
La calidad de los materiales y de los botones nos ha satisfecho por completo. El sistema de retirada de cal resulta eficiente, al igual que el funcionamiento del termostato.

Resultados del test

La plancha Tefal Freemove 9910 es, a nuestro juicio, recomendable. Especialmente lo es por su buena resistencia al uso y su alto flujo de vapor con el termostato al máximo.

En cuanto a la calidad del planchado, no destaca especialmente por ser alta en el caso concreto del planchado de vaqueros, dónde es conveniente aplicar el chorro de vapor para mejorar el acabado.

En lo referente a la facilidad de uso, le penaliza el almacenamiento del dispositivo y el sistema de limpieza de cal, ya que no es algo engorroso retirar la válvula antical.


Imprimir Enviar por email