Noticia

Robot limpiacristales Ecovacs Winbot W930: útil, pero con pegas

02 agosto 2016
ventana

02 agosto 2016

Hemos analizado por primera vez un robot limpiacristales, concretamente el Ecovacs Winbot W930, y nos parece útil. Ayuda a tener los cristales y espejos de casa limpios, pero ojo con su precio y con algunas de sus prestaciones.

En OCU hemos analizado por primera vez un robot limpiacristales, concretamente uno de los más populares del mercado, el Ecovacs Winbot W930, que pretende ser la solución para quienes prefieren tener los cristales sucios que limpiarlos.

Este producto de la marca Ecovacs limpia cristales y espejos, aferrándose al vidrio y deslizándose por la totalidad de la superficie. Tiene unas medidas de 30 x 30 x 16 cm y pesa algo más de 2 kilos.

Se vende dentro de una gran caja que incluye un pequeño manual de instrucciones, que realmente se muy necesario, ya que es más difícil de usar de lo que parece a simple vista.

Cómo se utiliza

La parte inferior del aparato está cubierta por velcro, al que se debe adherir una bayeta reutilizable a la que hay que añadir un spray de limpieza.

Una vez colocado el robot en el cristal, se pulsa el botón de inicio, y cuando el robot ha recorrido toda la superficie, emite una sonido indicando que ha terminado.

La caja incluye tres bayetas reutilizables, que pueden ser insuficientes para viviendas con muchos cristales.

El fabricante recomienda que, si el cristal está muy sucio, se limpie antes la superficie donde el robot va a comenzar a limpiar para que se adhiera correctamente.

Puede utilizarse en exteriores, aunque para ello es cuanto menos recomendable usar una argolla de seguridad para evitar accidentes.

Funciona, pero ojo

 Sí, el robot limpia bien los cristales, aunque no quedan tan bien como si se hiciera a mano, y además le hemos encontrado algunas pegas.

  • Precio: No es nada barato. Cuesta entre 330 y 400 euros.
  • Marcas: Deja algunas marcas en los lugares donde se detiene.
  • Ruido: Es demasiado ruidoso, incluso algo molesto.
  • Cable: Su cable eléctrico es demasiado corto para usarlo en superficies grandes.

En conclusión, el Ecovacs Winbot W930 funciona bien, cumple su función y puede ser de gran ayuda para personas con movilidad reducida, por ejemplo, pero resulta caro y se deben valorar las pegas que exponemos para decidirse a comprarlo o no. 


Imprimir Enviar por email