Noticia

Freidora Airfryer: malos resultados

02 marzo 2011
Freidora

02 marzo 2011

¿Quieres cocinar más sano y con menos aceite? Una freidora sin aceite no es la solución. Analizamos la Airfryer de Philips, y comprobamos que sus resultados dejan mucho que desear, como pasó con la Actifry de Tefal. Son freidoras… pero no consiguen buenos “fritos”.

¿Se puede freir sin aceite?

Un nuevo aparato viene a sumarse a estas tendencia de freidoras más saludables, que apenas usan aceite. Se trata de Airfryer de Philips. La hemos analizado, comparando sus resultados con los de otras freidoras tradicionales y con los de Actifry de Tefal, otra freidora sin aceite.

La nueva freidora de Philips presume, como el modelo de Tefal, de freir sin aceite. ¿Cómo lo hace? Pues a base de aire caliente, que va cocinando los alimentos, y aprovechando la grasa natural que tienen muchos alimentos frescos, o incluso congelados, como las patatas prefritas. No obstante, el fabricante recomienda añadir media cuchara de aceite a los alimentos antes de freírlos para que queden más crujientes. Pero, ¿fríe realmente?

Fritos con mal aspecto… y mal sabor

Hemos hecho la prueba: freimos patatas, tanto frescas como congeladas. en la freidora AirFryer, en una freidora clásica y en la freidora sin aceite Actifry. Los resultados son claros:

  • Tanto en el aspecto como en el sabor, las mejores patatas fritas se consiguieron con la freidora clásica : crujientes en el exterior, bien hechas y con muy buen sabor.
  • En cuanto a la AirFryer, las patatas no se frieron de forma homogénea, no estaban crujientes, y tenían sabor a patata cruda. La causa probable es que la temperatura no sea suficientemente homogénea durante el proceso.
  • Y comparando los resultados con los de la otra freidora sin aceite, Actifry, vimos que los de la Philips AirFryer son peores: en la de Tefal las patatas se frieron más homogéneamente que con la freidora de Philips, pero tampoco estaban crujientes.

Tiene algunas ventajas…

La freidora sin aceite Airfryer es fácil de utilizar y segura:

  • Los mandos están bien diseñados.
  • Dispone de un termostato de 80 a 200 ºC y un minutero regulable hasta 30 minutos, además de una señal sonora de fin de programa y parada automática.
  • Respecto a la seguridad, no se ha encontrado ningún problema, aunque lógicamente, hay que tener cuidado de no tocar las partes calientes durante el funcionamiento.
  • Las partes externas de la freidora se pueden lavar en el lavavajillas.

Las freidoras sin aceite cocinan alimentos más ligeros, al no estar tan impregnados en aceite. 

Y muchos inconvenientes

  • La freidora Airfryer consume unos 390 Wh para freír medio kilo de patatas, es decir, alrededor de un 25% más de energía eléctrica que una freidora clásica.
  • La duración total del proceso es más larga: 17 minutos frente a los 11 de la clásica (la Actifry consume algo menos, pero es aún más lenta, 21 minutos).
  • El ruido también es más alto que en las freidoras clásicas, debido al sistema de ventilación de aire.
  • Aunque usa poco aceite, el riesgo de que el nivel de acrilamidas (una sustancia cancerígena) sea alto es más elevado que en las freidoras tradicionales.
  • Por último, el precio de la Philips Airfryer es apenas inferior a 200 euros, muy similar al de la Tefal Actifry… y mucho más elevado que el de las freidoras clásicas, que raramente llegan a los 100 euros...

Nuestros consejos

  • Si quieres reducir tu consumo de grasas, lo mejor es evitar consumir fritos de manera habitual, no freirlos en una de estas freidoras sin aceite.
  • Si estás pensando en comprar una freidora, consulta nuestro análisis.

Imprimir Enviar por email