Consejos

Planchas para el pelo: cuál elegir y cómo usarla

13 enero 2016
plancha

13 enero 2016

Las planchas para alisar el cabello funcionan bien y logran por lo general buenos resultados. Te contamos en qué fijarte al elegir y comparamos los mejores productos. Para sacar todo el partido a tu plancha, nada como los consejos de una profesional: ponte guapa sin dañar tu pelo.

Planchas para alisar el cabello

Las planchas para alisar el cabello funcionan bien y logran por lo general buenos resultados. Son manejables, aseguran un buen alisado, y además, consumen poca energía ¿Buscas una plancha para el pelo? Te ayudamos a elegir.

Y lo que está claro, es que la clave está en usarla bien para no perjudicar la salud de tu cabello. Una profesional te enseña a usar bien tu plancha y a poner en práctica algunos trucos para embellecer tu pelo sin dañarlo. 

Los consejos de una profesional

Cómo usar la plancha con éxito... y seguridad

  • Salvo algún modelo específicamente diseñado para ello, las planchas se usan siempre sobre el cabello seco. Nunca las uses sobre el cabello mojado porque puede dañarse la fibra capilar y es peligroso.
  • La temperatura mínima para un buen alisado son 120 ºC. En la duda, usa siempre la temperatura más baja recomendada para tu tipo de cabello.
  • Si tienes los cabellos finos y dóciles, nunca subas por encima de 160 ºC. Si tus cabellos son más gruesos o tienen rizos marcados puedes llegar hasta 200 ºC.
  • Divide el cabello en pequeñas mechas de espesor no superior a 3 o 4 centímetros y desliza la plancha de la raíz a la punta, sin detenerla en ningún punto durante más de 2 segundos.
  • Si eres inexperta en el uso de la plancha, empieza con una temperatura baja y vete aumentándola poco a poco, hasta que adquieras destreza. Aunque inviertas más tiempo en los primeros alisados, es mejor que no te arriesgues: las planchas pueden superar los 240 ºC y convertirse en peligrosas si no se usan con cuidado.
  • No uses la plancha alisadora cerca del agua (lavabo, bañera…) ni con los pies descalzos. Como ocurre con el secador, existe el riesgo de electrocución.
  • Ten cuidado para no tocar accidentalmente las partes calientes de la plancha. Pueden superar los 240 ºC y causar quemaduras. Por la misma razón, no apoyes la plancha caliente sobre una superficie con poca resistencia al calor.
  • No dejes la plancha al alcance de los niños ni la uses para otros fines distintos a alisarse el pelo.

Tres trucos de profesional

  • ¿Qué consecuencias tiene un uso incorrecto de la plancha? Los cabellos estropeados por el mal uso de la plancha se reconocen en seguida porque tienen las puntas adelgazadas y quemadas, de modo parecido a los cabellos que pasan mucho tiempo expuestos al sol. El calor afecta a la queratina presente en la estructura del pelo, que se debilita y pierde belleza. Este fenómeno era más frecuente cuando se usaban las planchas antiguas. Con las nuevas, el problema deriva de un abuso de la temperatura o de un uso diario intensivo, durante periodos de al menos tres o cuatro meses.
  • ¿Es mejor la plancha, o es preferible usar cepillo y secador para alisar el pelo? Si no tienes una buena técnica, con el cepillo puedes romper los cabellos y dañarlos más aún. En ese caso, es mejor usar la plancha siendo cuidadoso con la temperatura.
  • ¿Qué pasa si la uso con frecuencia? En comercios para profesionales hay productos termoprotectores, que se aplican sobre el cabello semihúmedo antes del alisado. Para combatir las puntas abiertas, el consejo es acudir al peluquero con más frecuencia y cortarse el pelo, lo que le devuelve vigor y brillo.

Imprimir Enviar por email