Consejos

Placas de inducción y vitrocerámica: 7 diferencias

Saber diferenciar entre una placa de inducción y una vitrocerámica tradicional es fundamental a la hora de equipar tu cocina. Y como sabemos que no es algo fácil, hemos preparado este artículo para contarte las particularidades de cada una de ellas.

01 octubre 2019
placas-induccion-vitroceramicas-diferencias

 

El aspecto de una placa de inducción y una vitrocerámica es bastante similar y eso es lo que hace que muchos las confundamos. Ambas se caracterizan por tener una superficie de cristal, normalmente de color oscuro, aunque algunos fabricantes ya disponen de otros colores.

No obstante, y en cuanto a su funcionamiento, no podemos decir lo mismo. Ahí sí que existen diferencias entre una y otra:

1. Sistemas para producir calor

Las vitrocerámicas generan calor mediante una resistencia eléctrica o, en su defecto, una placa halógena que se calienta con el paso de la electricidad.

En cambio, las placas de inducción lo hacen mediante la generación de un campo magnético que calienta directamente el recipiente en lugar de calentar la placa.

2. Rapidez

Las placas de inducción son mucho más rápidas que las vitros.

3. Consumo de energía

Las placas de inducción consumen entre un 20-40 % menos que una vitrocerámica tradicional.

4. Seguridad

En el caso de las vitros tradicionales, al ser la placa la que se calienta y transmite el calor, esta alcanza temperaturas muy altas y las probabilidades de quemarse son más altas.

Mientras, en los sistemas de inducción, aunque la placa también se calienta, esta lo hace directamente por el calor transmitido por el recipiente, por lo que la temperatura es mucho menor y el riesgo de sufrir quemaduras también.  

5. Limpieza

Si bien aparentemente la limpieza es similar, el hecho de que la superficie de las placas de inducción esté menos caliente cuando se retira el recipiente hace que se puedan iniciar las tareas de limpieza antes.

Además, cuando se derraman líquidos, estos no se queman tan fácilmente como en las vitrocerámicas.

6. Tipos de recipientes

Con las placas de vitrocerámicas se puede usar cualquier recipiente preparado para la cocción.

Por el contrario, en las de inducción solo sirven las de base totalmente plana y ferromagnética (acero o hierro fundido). Al mismo tiempo, la base debe adaptarse al tamaño de la zona de cocción, ya que es posible que la cazuela o la sartén no se detecte si es mucho más pequeña.

Las mejores sartenes

7. Precio

Habitualmente, las placas de inducción son más caras que las vitrocerámicas.

Comparador OCU de vitrocerámicas

Si estás pensando en hacer cambios en la cocina de tu casa, te proponemos que consultes nuestro comparador de vitrocerámicas para no equivocarte y comprar la mejor.

Las mejores placas vitrocerámicas