Noticia

32 empresas se comprometen a mejorar las condiciones de trabajo en Bangladesh

20 mayo 2013
Compromiso con Bangladesh

20 mayo 2013

La tragedia del edificio Rana Plaza ha sido determinante para que grandes multinacionales se impliquen en la mejora de las condiciones de trabajo en el país. Se ha aprobado un plan de actuación, de ejecución inmediata, que pagarán las empresas y estará en vigor al menos cinco años.

El derrumbe de un complejo textil en Bangladesh, que dejó miles de fallecidos y heridos, destapó las terribles irregularidades que se cometen en el país asiático. 

Un compromiso para acabar con abusos

La tragedia del edificio Rana Plaza de Bangladesh, que ha dejado hasta el momento 1.127 fallecidos y más de 2.500 heridos, ha sido determinante para que grandes multinacionales del sector textil se hayan adherido al Programa para la Mejora de la Seguridad de las Fábricas de Bangladesh. Se trata de un acuerdo que implica a las Federaciones Sindicales Globales de la Industria y los servicios IndustriALL Global Union y UNI, para fomentar la prevención y seguridad de los trabajadores, con vinculación legal y de aplicación inmediata, que implica a más de 1.000 fábricas de ropa del país asiático.

Este acuerdo ha sido posible gracias a varias iniciativas, como la Campaña Ropa Limpia, que ha propiciado esta potente alianza entre los principales sindicatos mundiales y que han firmado 32 empresas, como H&M, Inditex, C&A, Primark, El Corte Inglés, Mango, Carrefour, Aldi, Benetton o Lidl. El objetivo es mejorar las condiciones laborales y de vida de los trabajadores más explotados del mundo, cuyos salarios apenas superan los 30 euros mensuales.

Este acuerdo incluye inspecciones de seguridad independientes con informes públicos, da más protagonismo a los trabajadores, les permite crear comités de seguridad y salud y obliga a las marcas a financiar los costes de mejora necesarios en las fábricas peligrosas.

Trabajo y salario asegurados

Ahora, si en las inspecciones se detectan riesgos, será obligatorio tomar medidas y ejecutarlas en un plazo máximo de seis meses. Durante ese tiempo que los trabajadores no podrán desempeñar su labor, éstos tendrán garantizado su puesto de trabajo y su salario.

Se ha conseguido también un aspecto fundamental, que las empresas se comprometan a mantener su volumen de pedidos al menos durante los dos primeros años, con lo cual se evita que "se fuguen" del país a otro ahora más propicio y se desentiendan del asunto, como ha hecho Disney, que ha decidido abandonar Bangladesh. Pero lo más importante es que serán las empresas quienes paguen la puesta en marcha del proyecto.

El acuerdo, que incluye a unas 1.000 fábricas de las cerca de 6.000 existentes en Bangladesh y a aproximadamente a un millón de trabajadores de los cerca de 4 que se dedican a la actividad textil, se desarrollará y concretará mediante un plan de ejecución elaborado por los firmantes en un plazo máximo de 45 días; es decir, antes del 1 de julio. La vigencia del acuerdo es de 5 años.


Imprimir Enviar por email