Informe

Todo lo que un becario debe saber (y casi nunca se atreve a preguntar)

03 septiembre 2013
Condición de un becario

03 septiembre 2013

Una beca es una subvención para investigaciones o estudios, aunque las empresas se aprovechan fraudulentamente de los becarios demasiadas veces, imponiéndoles funciones para las que no están cualificados, alargando sus horarios... Si eres becario, conoce aquí tus derechos.

Legislación

La legislación que regula las becas es diferente según el tipo de prácticas que se lleven a cabo. Algunas disponen de una legislación relativamente exigente, pero otras apenas están legisladas, lo que favorece la ambigüedad a la hora de aplicarlas.

Pese a todo, la situación de los becarios en España es en la actualidad mejor que hace sólo un par de años, gracias al Real Decreto 1493/2011 y ahora a las nuevas directrices marcadas por la Unión Europea. Desde hace dos años, prácticamente la totalidad de los becarios dispone de cotización a efectos de Seguridad Social y jubilación. Aunque los becarios no se benefician del derecho al desempleo, pues este tiempo no se acumula en el Sepe.

becas universitarias

Los becarios deberán estar dados de alta durante el periodo completo que dure la beca, aunque el tipo de cotización, eso sí, siempre será el más bajo.

Cotizan las becas financiadas por empresas, entidades e instituciones públicas o privadas, o las vinculadas con universidades o formación profesional. Las becas han de tener una parte formativa y otra práctica y conllevar una contraprestación económica, cuyo concepto es muy variable.

Esta normativa es válida para todos los becarios que presten su labor en España, independientemente de su procedencia, y para todos los españoles, aunque su beca les sitúe fuera de nuestro país.

Malas prácticas de las empresas

El objetivo de un becario es formarse, no asumir todas las cargas de trabajo que se le echen encima sin rechistar. Pero son demasiadas las empresas que, en la práctica, se aprovechan y utilizan a éstos de maneras fraudulentas, obligándoles a trabajar en labores para las que no fueron contratados o no están preparados, alargando sus horarios o dándoles responsabilidades muy por encima de su cualificación.

Bajo el nombre de becarios se camuflan en ocasiones trabajadores en toda regla, pero con 'salarios' mucho más que asequibles para las empresas que un empleado convencional, ya que éstas se ahorran los costes derivados de un puesto de trabajo y además obtienen beneficios fiscales.

Estas prácticas ilegales vulneran los derechos laborales de los becarios, que no disponen de los beneficios recogidos en el Estatuto de los Trabajadores ni entran en los convenios laborales.

En muchas ocasiones, los becarios ni siquiera se plantean exponerle a los responsables de la empresa que se están cometiendo irregularidades por miedo a perder la beca.

Qué es una beca

Con la llegada del mes de septiembre se vuelve a abrir la veda de contratación de becarios. Las empresas confían en ellos sobre todo como mano de obra barata, con la premisa del aprendizaje como reclamo, y éstos suelen asumir las condiciones sin demasiados miramientos, asumiendo de antemano que un becario es poco más que el último mono de una empresa. No es así, y basta con preguntarle a quienes deben dar formación a esos becarios, que saben que cualquier cosa que éstos hagan mal será responsabilidad suya.

Son sólo algunas de las circunstancias que rodean la contratación de becarios en España, un panorama habitualmente rodeado de abusos por parte de las empresas. Pero los becarios, además de obligaciones, tienen derechos y deberían estar al margen de algunas labores que requieren únicamente la supervisión de un profesional.

La Unión Europea aprobó recientemente un informe contra el uso de becarios como mano de obra barata, que exige medidas concretas contra la utilización de los jóvenes trabajadores para abaratar los costes laborales, otro de los grandes incentivos de las empresas para tirar de becarios.

Una beca equivale a una subvención para llevar a cabo estudios o investigaciones, aunque en la práctica tiene más que ver con proporcionar formación para ir adquiriendo competencias profesionales. Las cuantías económicas que se le ofrecen al becario no se plantean como un salario, sino como una ayuda para el transporte, la comida…

becas para universitarios

Tipos de becas

Existen diferentes tipos de becas dependiendo de las labores a realizar en las prácticas, aunque básicamente podemos distinguir cuatro tipos de becas:

  • Universitarias: Las universidades ofrecen becas amparadas en convenios de cooperación educativa, incluidas en los planes de estudio de las diferentes carreras. Existen también becas de colaboración en departamentos universitarios.
  • De formación profesional: Ofrecidas por entidades privadas para completar la formación práctica.
  • De formación para el empleo: Destinadas casi siempre a formación de desempleados.
  • Unilaterales: Para personas ya licenciadas. Las suelen ofrecer tanto administraciones públicas como empresas privadas.