Noticia

Fallecido con derecho a devolución

12 mayo 2011
IRPF Renta

12 mayo 2011

Si ha fallecido algún familiar cuya declaración de la renta había salido “a devolver” es preciso realizar una serie de trámites para llegar a cobrar ese dinero. Respondemos a las dudas más comunes sobre el IRPF que se planean cuando fallece un familiar, y te explicamos cómo actuar.

Respondemos a las dudas más comunes

  • ¿Pueden los herederos confirmar el borrador de una persona fallecida? Sí.
  • ¿Dónde hay que presentar la declaración a devolver del fallecido? Puede presentarse tanto en las oficinas de la Agencia Tributaria, como también en las entidades bancarias, así como por las demás vías que establezca la Orden Ministerial que aprueba el modelo de declaración de cada ejercicio.
  • ¿Hay que adjuntar a la declaración algún escrito y/o documentación para obtener la devolución del fallecido? No, en el momento de presentar la declaración no hay que adjuntar ninguna documentación. No obstante, para que los herederos obtengan la devolución que en su caso resulte de la misma, deberán presentar una solicitud, como le explicamos en "Cómo actuar"
  • Si el fallecimiento sucede después de haberse solicitado la devolución ¿se ingresa el importe en la cuenta indicada por el titular fallecido o es necesario que los herederos comuniquen otra? Si la AEAT no tiene conocimiento del fallecimiento, enviará la devolución a la cuenta consignada (en este caso la del fallecido), aunque pudiera suceder que la entidad financiera devuelva el ingreso al cruzar la titularidad de la cuenta. Pero si a la AEAT ya le consta la baja del fallecido, quedará retenida la devolución y se requerirá a los herederos para que presenten la solicitud y los documentos necesarios.

Cómo actuar

Los herederos de la persona fallecida deberán presentar una solicitud en la Sección de Recaudación de la Administración de Hacienda a la que perteneciera el titular de la devolución, acompañando esa solicitud del original (que les devolverán en el acto) y fotocopia de los siguientes documentos:

  • Certificado de defunción del titular de la devolución.
  • Libro de familia
  • Certificado del Registro de últimas voluntades. En caso de existir testamento se deberá presentar éste.
  • Autorización otorgada por todos los herederos a favor de uno de ellos para que reciba la devolución, debiendo acompañar fotocopia del Documento Nacional de Identidad de todos ellos.

Si la cuantía a devolver es más de 1.200. euros, deberá además aportarse:

  • Testamento y en su defecto declaración de herederos. En este último supuesto se podrá obtener del juzgado correspondiente o bien notarialmente.
  • Poder notarial facultando a uno de los herederos a cobrar en nombre de todos ellos la devolución. Este requisito podrá ser sustituido por la certificación de la entidad de depósito de la existencia de una cuenta abierta en la misma y cuya titularidad corresponda a todos los herederos.

En aplicación del art.32.4 de la ley 29/87, reguladora del Impuesto de Sucesiones, deberá aportarse justificación del pago del dicho impuesto en el que deberá estar incorporada como derecho transmitido el importe de la devolución tributaria reconocida al fallecido. En el caso de que el titular de la devolución sea uno de los cónyuges y el régimen económico del matrimonio hubiera sido el de gananciales, corresponderá el 50% de la devolución al cónyuge superviviente, por lo que la liquidación del impuesto alcanzará solamente al otro 50%.


Imprimir Enviar por email