Noticia

¿Cómo tributan las ayudas del plan PIVE?

16 octubre 2012 Archivado
Plan PIVE

16 octubre 2012 Archivado

El plan PIVE otorga 2.000 euros de ayuda para la compra de vehículos. De ellos, los 1.000 euros que aportan los concesionarios no tributan a Hacienda, pero no ocurre lo mismo con la cantidad que desembolsa el Gobierno.

El Gobierno ha lanzado recientemente un plan para la compra de vehículos, denominado Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE), que contempla ayudas de 2.000 euros.

De estos 2.000 euros de ayuda que establece el programa, 1.000 los aporta el Gobierno y los 1.000 restantes, los concesionarios.

El plan PIVE actual se asemeja mucho al Plan 2000E, aprobado en 2009. Entonces, la Dirección General de Tributos emitió una consulta vinculante en la que establecía que las subvenciones y ayudas públicas recibidas para la compra de coches debían declararse como ganancias patrimoniales y no derivar de la transmisión de bienes.

Además, dicha ganancia debía formar parte de la base imponible general, por lo que tributaba al tipo marginal, que en algunas comunidades autónomas, como Cataluña, puede llegar al 56%.

Este criterio es aplicable a los 1.000 euros que aporta el Gobierno. Sin embargo, los 1.000 euros de ayuda que aporta el fabricante del vehículo se consideran una rebaja en el precio, por lo que no tributan.

El plan PIVE entró en vigor el 1 de octubre y se mantendrá hasta el 31 de marzo de 2013 o hasta que se hayan vendido 75.000 vehículos acogiéndose a este programa, que ha supuesto en lo que va de octubre un incremento de un 140% en el tráfico de clientes por los concesionarios con respecto a septiembre, según un comunicado conjunto de Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam. O lo que es lo mismo: los concesionarios han recibido casi 70.000 visitas, una afluencia que no se veía desde hace mucho tiempo.


Imprimir Enviar por email