Informe

Pagar el IBI

01 enero 2011
Pagar el IBI

01 enero 2011

Ser propietario de una vivienda implica pagar todos los años el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de su municipio. En algunos municipios el IBI ha subido muy por encima de la inflación en los últimos 4 años. Le contamos en qué consiste el IBI y le damos algunos consejos para contribuir a las arcas municipales sin tener que pagar de más.

¿En qué consiste el IBI?

El IBI grava la propiedad y el usufructo de los bienes inmuebles (solares, fincas y construcciones) de cada municipio. Consiste en un porcentaje que se aplica al valor catastral del inmueble, dentro de lo establecido por la Ley de Haciendas Locales. El valor catastral se actualiza cada año (se encarga el catastro) conforme a un coeficiente, y cada 10 años se suele hacer una revisión a fondo para acercarlo al valor de mercado.

Algunas propiedades se libran. Si la cuota líquida resulta inferior al importe que fijen las ordenanzas municipales (entre 6 y 12 euros, normalmente) entonces pueden estar exentos de pago. También están exentos aquellos inmuebles que formen parte de Patrimonio Histórico Español.

Si se trata de viviendas alquiladas de “renta antigua” (contratos anteriores a 9 mayo de 1985), el dueño puede imputar el pago al inquilino. Si se trata de contratos posteriores a esa fecha, el dueño puede deducir el IBI de los ingresos por alquiler en el IRPF.


Imprimir Enviar por email