Noticia

Factura electrónica, siempre con consentimiento informado

28 febrero 2013
Factura electrónica

28 febrero 2013

El nuevo Reglamento de Facturación, que intenta impulsar el uso de la factura electrónica, no indica que el consentimiento para comenzar a recibir las facturas de esta manera tenga que ser expreso, pero sí es obligatorio que el cliente sea informado.

A finales de 2012 entró en vigor el nuevo Reglamento de Facturación, que intenta impulsar el uso de la factura electrónica. Hasta su entrada en vigor, para poder emitir una factura electrónica se exigía el consentimiento expreso del consumidor. Sin embargo, el nuevo Reglamento no indica que el consentimiento tenga que ser expreso, pero sí debe ser un consentimiento informado.

Hacienda establece en un informe que todos los que hasta ahora recibían sus facturas en papel tendrán que ser informados previamente de manera obligatoria y consentir, o no, que la empresa emita sus facturas por Internet. Tendrán la posibilidad de revocar ese consentimiento en cualquier momento.

Hacienda considera que el consumidor ha dado su consentimiento informado en los siguientes casos:

  • Al remitirle la aceptación a la empresa
  • Cuando se constate que el consumidor no ha comunicado su rechazo a la recepción de las facturas electrónicas y además, haya accedido a la página web donde se ponen a su disposición dichas facturas electrónicas.

Así, en los servicios ya contratados, por ejemplo la luz o el gas, la compañía no puede comenzar a enviar a sus clientes la factura por medios telemáticos sin consentimiento de éstos. Sin embargo, muchas ofertas, sobre todo en el caso de telefonía, están condicionadas a la aceptación de la factura electrónica.

Los contratos incluyen cláusulas en las que se presta el consentimiento, aceptando no recibir las facturas en papel y en el caso de querer la factura por correo establecen un recargo.


Imprimir Enviar por email