Noticia

¿Cliente de ING? Descarga la aplicación

22 noviembre 2019
Aplicación ING

La nueva norma de servicios de pago obliga a incluir mecanismos de autenticación reforzada. Aunque hay varias opciones para garantizar la seguridad, ING ha decidido utilizar únicamente el envío de notificaciones desde su app, obligando a los clientes a descargar esta aplicación antes del 25 de noviembre, pues de no hacerlo no podrán operar desde el ordenador.

ING obliga a sus clientes a descargar su aplicación

A finales de 2018 se aprobó la norma que regula los servicios de pago, que incluye medidas para aumentar la seguridad. Entre otras cosas, obliga a establecer mecanismos de autenticación reforzada no solo en las operaciones de pago, sino también para poder acceder a las cuentas a través de banca online.

Distintas opciones para garantizar la seguridad

Según la normativa, estos mecanismos de autenticación reforzada deben basarse en el uso combinado de dos o más elementos para autorizar una operación:

  • Algo que solamente el usuario conoce, por ejemplo, una contraseña.
  • Algo que solamente el usuario posee, por ejemplo, un teléfono móvil en el que se recibe un SMS.
  • Algo propio del usuario, por ejemplo, la huella digital o el iris.

Estos elementos deben ser independientes, de manera que, aunque se pudiera robar una contraseña, no se tenga acceso a los otros elementos. Además, al menos uno de los elementos no debe ser susceptible de ser robado a través de Internet y no debe ser reutilizable.

¿Puede ING obligar a los clientes?

La normativa da libertad a las entidades para que decidan los mecanismos para reforzar la seguridad que va a aplicar en cada caso.

Muchas de ellas ya recurrían a mecanismos de autorización reforzada para los pagos con tarjeta en compras online o para las transferencias en banca a distancia, y lo habitual es el envío de un SMS.

Sin embargo, ING ha decidido utilizar como mecanismo de autenticación reforzada el envío de notificaciones desde la app del banco.

ING está comunicando a sus clientes la obligación de descargar su aplicación, con la advertencia de que, de no hacerlo no se podrán realizar operaciones desde el ordenador.

Muchos usuarios no quieren aplicaciones bancarias

Al adoptar este sistema ING está obligando a sus clientes a tener instalada una aplicación que no quieren o no puede usar

  • Son muchos los usuarios de banca online que no acceden a su banco a través del móvil.
  • Esta modalidad obliga a los clientes a disponer de un smartphone y descargar y usar una aplicación, lo que puede ser un problema para personas sin habilidades digitales, personas mayores, que quedan excluidos de esta opción.

Todo esto está provocando las quejas de clientes de ING.

Seguridad sí, pero …

En OCU valoramos positivamente los pasos que se están dando para mejorar la seguridad de las operaciones de pago. Pero a nuestro juicio, la política de ING no es la mejor opción para todos, y por eso pensamos que esta entidad debería permitir a sus clientes que verifiquen su identidad utilizando un procedimiento más sencillo, como el habitual SMS. Es preciso adoptar medidas para evitar la exclusión tecnológica de muchos usuarios, algo que provoca indefensión y vulnerabilidad.

Quienes no quieran o puedan instalar la aplicación o usar el móvil, deberán cambiar de entidad. ¿Es tu caso?

Consulta el comparador de cuentas y valora las opciones