Noticia

Las compañías pueden cobrarte por la maleta

19 septiembre 2014

19 septiembre 2014

Una mala noticia para los viajeros: las compañías aéreas podrán cobrar por el equipaje facturado. Una sentencia del Tribunal Europeo echa por tierra las leyes españolas y quita la razón a los consumidores, limitando sus derechos. 

Cobrar por facturar… con todas las de la ley

Europa ha dicho la última palabra: las compañías aéreas pueden cobrar a los pasajeros por el equipaje facturado un cargo adicional, independiente al coste del billete. El equipaje de mano sigue siendo gratuito.

La legislación española había  establecido  que en el precio del billete se incluía la obligación de transportar al pasajero y su equipaje (dentro de los límites fijados), por lo tanto, era ilegal cobrar cargos adicionales a los pasajeros por facturar su equipaje, una práctica habitual de las compañías low cost. 

Sin embargo, para los jueces europeos, el derecho comunitario establece que el transporte de equipaje facturado no puede ser considerado como obligatorio o indispensable para el transporte de pasajeros, con lo cual, las compañias tienen derecho a cobrar aparte ese transporte.

¿Cómo me afecta esto?

El resultado es que, a partir de ahora, cuando viajemos en avión solo podremos transportar gratis el equipaje de mano, el resto nos lo podrán cobrar… con todas las de la ley. 

Además, pueden hacerlo desde ya, pues la sentencia de Tribunal de Justicia Europeo es del 18 de septiembre. Desde este momento, y en lo que respecta a los cargos adicionales por el equipaje, los consumidores quedamos a expensas de lo que decida cada compañía, si prefiere cobrar un suplemento opcional o dar un mejor servicio a sus clientes incluyendo el equipaje facturado en el precio del billete.

Por otro lado, para los viajeros será ahora más difícil comparar los precios finales, pues los precios iniciales no incluyen suplementos opcionales: es preciso estar atento y valorar todo para encontrar la opción que le resulte más interesante. 

Los usuarios queremos buen precio y buena calidad

A juicio de OCU, es fundamental que la competencia en el mercado funcione para que así los viajeros tengan al mejor precio y calidad posibles. Es imprescindible que las compañías indiquen de forma clara y transparente todos los costes y suplementos: de hecho, el tribunal reconoce esta cuestión y traslada a las autoridades nacionales la obligación de contrrolar su cumplimiento. 

En cualquier caso, esta sentencia es una mala noticia para los consumidores. Es cierto que el transporte aéreo se ha generalizado, y que muchas compañías han optado por abaratar sus precios, pero esto no debe en ningún caso hacerse a costa de la calidad del servicio ni de los derechos de los usuarios. 


Imprimir Enviar por email