Modelos

Recurso potestativo de reposición

21 octubre 2016

21 octubre 2016

Ver Modelo - Tráfico

A LA DIRECCIÓN GENERAL DE TRÁFICO 1

 

D/ña. ....... con D.N.I ...... (Indicar datos) y domicilio que señala a efectos de notificaciones en ....... C/ ...... ....... de conformidad con el artículo 82 del Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, R.D.L. 339/1990 de 2 de Marzo, (en adelante LTSV) ante V.I. comparezco y como mejor proceda en derecho

 

EXPONE

Que se ha recibido notificación de resolución sancionadora formulada por supuesta infracción al artículo ...... de ....... (Indicar artículo de  Ley de Tráfico y Seguridad Vial, Reglamento General de Circulación, Ordenanza Municipal de Circulación).

Que no estando conforme en absoluto con los hechos denunciados, ni con su calificación jurídica, interpone el presente RECURSO en base a las siguientes,

 

ALEGACIONES 2

  • Segunda:

  • Tercera:

     

En virtud de lo expuesto,

SOLICITA, se sirva admitir este escrito y, habida cuenta de los motivos contenidos en el mismo, acuerde REVOCAR la resolución recurrida.

 

En ......, a ...... de ...... de ...... (Lugar y fecha)

 

Firmado: ...... (Firma)

 

1

Para denuncias formuladas por agentes de tráfico de la DGT. En el País Vasco se trata del “Servicio Territorial de Tráfico”. En Cataluña, del “Servicio Catalán de Tráfico”. Para multas municipales, dirigirse al “Excmo. Aytmo. de...”

2

En este recurso, además de reiterar los argumentos de sus anteriores alegaciones, podrá alegar nuevos defectos de forma sufridos por el procedimiento, como por ejemplo:

  • 1.- Prescripción durante el procedimiento

    Si transcurre un tiempo excesivo desde que usted presentó sus alegaciones hasta que recibió la contestación (la resolución sancionadora), puede alegar prescripción para librarse de la multa. Los plazos son (se cuentan de fecha a fecha entre cada trámite del procedimiento):

    • infracciones leves: tres meses de prescripción;
    • graves y muy graves: seis meses de prescripción;

    “Desde la fecha en que el denunciado presentó sus alegaciones (indique la fecha) hasta la fecha en que se le ha notificado la resolución sancionadora (o cualquier otra notificación de Tráfico) (indique la fecha) han transcurrido en exceso los plazos de prescripción previstos por el artículo 92.1 de la LTSV en el cual se indica “La prescripción se reanuda si el procedimiento se paraliza durante más de un mes por causa no imputable al denunciado”.

  • 2.- Caducidad del procedimiento sancionador

    Cuando haya transcurrido un año desde la iniciación del procedimiento sin que se haya dictado resolución sancionadora. Para contar el plazo de caducidad hay que descontar los periodos de tiempo en los cuales el procedimiento ha estado paralizado por culpa de usted.

    “Conforme al artículo 92.3 de la LTSV, “si no hubiere recaído resolución sancionadora transcurrido un año desde la iniciación del procedimiento, se producirá la caducidad de este y procederá al archivo de las actuaciones”. Al haber transcurrido más de un año entre la fecha de la denuncia y la de la resolución sancionadora, procede el archivo del procedimiento”

  • 3.- No se remitieron o practicaron las pruebas solicitadas, sin motivar su denegación

    Cuando no se remitieron o practicaron las pruebas solicitadas, sin motivar su denegación se puede alegar un grave defecto de forma.

    “Conforme dispone el art. 13.1 del RPST el instructor del procedimiento sólo podrá rechazar mediante resolución motivada las pruebas propuestas por los interesados, cuando sean improcedentes. En la resolución sancionadora no se motiva la denegación de las pruebas propuestas, y por tanto adolece de un grave defecto de forma, que causa indefensión y vulnera el art. 62.3 de la ley 30/1992. En consecuencia, la falta de la práctica de las pruebas propuestas  y la falta de resolución expresa sobre las mismas, aun en sentido denegatorio, constituye una infracción del procedimiento administrativo, causante de indefensión al recurrente (TSJ País Vasco 05/10/2000”)

    “Las pruebas utilizadas para sancionar al recurrente no fueron examinadas ni siquiera conocidas por este, quien vio así mermados sus derechos defensivos, causándole evidente indefensión (TSJ Madrid 03/12/2003)”.

  • 4.- No existe propuesta de resolución sancionadora o trámite de audiencia

    En la denuncia figura una infracción o propuesta de sanción diferente a las que contiene la resolución final. El artículo 81.4 de la LTSV exige que el instructor eleve propuesta de resolución al órgano competente. Únicamente, se dará traslado de la propuesta al interesado, para que pueda formular nuevas alegaciones en el plazo de 15 días naturales, si figuran en el procedimiento o se hubiesen tenido en cuenta en la resolución otros hechos u otras alegaciones y pruebas diferentes a las aducidas por el interesado. 

    “El artículo 81.4 de la LTSV exige que el instructor eleve propuesta de resolución al órgano competente, salvo cuando no figuran en el procedimiento o no se han tenido en cuenta en la resolución otros hechos u otras alegaciones y pruebas diferentes a las aducidas por el interesado. Dicha propuesta no ha sido notificada al denunciado, pese a contener la resolución sancionadora una sanción distinta a la propuesta por el boletín de denuncia, y este defecto ocasiona indefensión”

  • 5.- Ausencia de motivación y otros defectos de forma en la resolución sancionadora

    “La resolución sancionadora carece de toda motivación, lo que es causa de nulidad. El art. 15 del RPST dice que la resolución deberá ser motivada y decidirá todas las cuestiones planteadas por los interesados y aquellas otras derivadas del procedimiento, y sin embargo, nada se dice sobre....(las cuestiones concretas planteadas en las alegaciones) (TSJ Murcia 31/07/2002)”.

    “La resolución sancionadora carece de firma, sustituida por un símil de firma sellado o impreso, lo que convierte el acto en anulable por faltarle uno de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin (art. 63 Ley 30/92). Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Santander de 29/12/2000”

  • 6.- Falta de tipicidad de la conducta sancionada

    Si la conducta descrita no es exactamente la sancionada por el artículo de la ley que se cita en la denuncia, o en la resolución sancionadora, la multa no es válida.

    “El coche estaba efectivamente estacionado en lugar prohibido (zona ORA, carga y descarga) pero no hay pruebas que demuestren que obstaculizaba la circulación ni constituía un riesgo, por tanto, no puede calificarse la conducta como infracción grave, sino leve (art. 94 Reglamento General de Circulación y 65.4 de LTSV)”.

  • 7.-Falta de proporcionalidad en la graduación de la sanción.

    El objetivo de estas alegaciones es lograr una reducción de la sanción impuesta. Cuando las multas se imponen en su grado máximo, y especialmente cuando se priva al infractor del permiso de conducir, los motivos de tal decisión deben constar. Son motivos válidos los antecedentes, y las circunstancias de peligro concreto (presencia de peatones, semáforos, viviendas próximas, zona escolar…), y no expresiones vagas o indeterminadas como “la gravedad intrínseca de la infracción”. Esto último sólo se admite como motivo válido en velocidades verdaderamente altas (más del doble de la señalizada).

    “El artículo 68 de la LTSV utiliza como criterios de graduación la gravedad y trascendencia del hecho, los antecedentes del infractor y su condición de reincidente y el peligro potencial creado. En este caso, la sanción prevista por la ley ha sido impuesta en su grado máximo, y se ha acordado  la privación del permiso de conducir tomando como único motivo “la gravedad intrínseca de la infracción” violando así el principio de proporcionalidad, y la adecuada motivación de los actos discrecionales. (TSJ Extremadura 30/3/1999).(TSJ Castilla La Mancha 15/02/99)”

    “El conductor denunciado no tiene antecedentes (conforme al art.19 del RPST sólo cuentan las sanciones graves y muy graves anotadas en el Registro de Conductores e Infractores; se cancelan a los dos años de su total cumplimiento o prescripción)”

    “De la fotografía no se observa ningún peligro potencial en la carretera, que pueda justificar la imposición de la sanciónen su grado máximo (por ejemplo, “tiene vallas de separación y tráfico fluido alejado de las construcciones”; “por la ausencia de peligro grave no existe en el tramo una señal de limitación específica de velocidad”, “no hay peatones, semáforos, viviendas próximas o zona escolar”)”.

    “En el caso presente no constan circunstancias de riesgo, ni antecedentes desfavorables, y teniendo en cuenta la tasa de alcohol medida, procedería rebajar la sanción del grado máximo al medio atendiendo al principio de proporcionalidad (STSJ Castilla León 25/3/2000)”.