Noticia

Fuegos artificiales, disfrútalos sin riesgos

24 diciembre 2014
Fuegos artificiales

24 diciembre 2014

Si apuestas porque petardos y fuegos artificiales se unan a tus fiestas, debes tomar una serie de precauciones. Prender la mecha entraña riesgos y, de hecho, se produce un accidente con estos artículos en nuestro país cada 10.000 habitantes.

Petardos y fuegos artificiales son sinónimo de fiesta. Pero si no quieres que la fiesta torne en desgracia, debes tomar precauciones. Prender la mecha entraña riesgos y, de hecho, se produce un accidente con estos artículos en nuestro país cada 10.000 habitantes, según datos de la Unión Europea, que en 2007 tomó cartas en el asunto para regular la comercialización de los fuegos de artificio. 

Unos consejos de un experto te serán muy útiles.

No todos son iguales

La directiva europea establece una serie de clasificaciones y criterios de seguridad que deben respetarse siempre:

  • Categoría I: Riesgo bajo, ruido bajo. Pueden estar indicados para interiores. Prohibidos para menores de 12 años. 
  • Categoría II: Riesgo bajo, ruido bajo. Únicamente en exteriores. Prohibidos para menores de 16 años. 
  • Categoría III: Riesgo medio y un ruido superior al de las anteriores categorías pero sin ser dañino para la salud. Indicados para amplios espacios abiertos en exteriores. Prohibidos para menores de 18 años. 
  • Categoría IV: Material solo para uso profesional.

La propia directiva europea refleja que los accidentes no son igual de frecuentes en todos los países. Por ejemplo, la gran tradición de fuegos artificiales en Reino Unido explica que en este país se produzcan muchos más accidentes que en Grecia. La cifra global europea se mueve entre 15 y 100 accidentes por millón de habitantes.

En España, según datos de la encuesta de accidentes domésticos (DADO 2007), un 0,1% de los accidentes son provocados por artefactos explosivos y pirotécnicos: 1.754 accidentes cada año. El usuario común está recogido en la cifra, si bien los accidentes más graves son los que ocurren en las pirotecnias, donde se almacenan estos artículos antes de su venta. 

Consejos para divertirse sin sustos

  • Cómpra la pirotecnia sólo en comercios autorizados. Revisa su etiqueta, lee las normas de uso y comprueba que figuran nombre y categoría del producto, etiquetado CE y dirección del fabricante/distribuidor.  
  • No los compres nunca sin su correspondiente envase o embalaje.
  • Compra una mecha de encender para tus petardos. Si usas directamente un mechero o una cerilla, la llama puede desviarse y hacer que explote el petardo sin darte tiempo a alejarte. 
  • Respeta las edades indicadas y no dejes que los niños jueguen con ellos. Siempre debe haber un adulto vigilando.  
  • No los enciendas a menos de 500 metros de árboles o lugares con riesgo de incendio. No los uses en días de viento. 
  • No los manipules intentando extraer su contenido y nunca te los guardes en los bolsillos.
  • Nunca los dispares directamente desde tu mano, podrías sufrir daños irreversibles.
  • No enciendas más de uno a la vez. Enciende uno y retrocede rápidamente. Si son artilugios aéreos, no los lances donde haya obstáculos en su trayectoria. 
  • Procura que no haya ninguna parte del cuerpo por encima del artilugio al encenderlo. 
  • Enciende la mecha por su extremo más alejado. No los enciendas dentro de botellas o latas. 
  • Si el artilugio no se enciende o no explota, no te acerques. Espera un tiempo prudencial y, salvo que la mecha esté intacta, no vuelvas a encenderlo. Sumérgelo en un cubo con agua para inutilizarlo.
  • No fumes mientras manejas material pirotécnico y no enciendas petardos si sostienes otros en las manos.

  • Si los vas a transportar en un vehículo, toma precauciones con el calor excesivo y no los saques de su envoltorio original hasta que los vayas a disparar.
  • No los lances jamás contra personas, animales o bienes. 
  • Ten a mano un cubo de agua o una manguera de jardín para cualquier imprevisto. 
  • Una vez disparados, moja los restos con agua antes de tirarlos a la basura.
  • Escoge un lugar abierto, preferiblemente un descampado con una superficie lisa, sin vegetación y en el caso de artificios voladores siempre alejado de edificios. Nunca lances petardos desde ventanas o balcones y ojo con algunas normativas municipales, que prohíben utilizar petardos y fuegos artificiales. 
  • Mantén a tus mascotas en lugares cerrados, con agua, comida y ventilación, donde el ruido les afecte lo menos posible.

 


Imprimir Enviar por email