Noticia

Tu coche, ¿te engaña?

11 diciembre 2012 Archivado

11 diciembre 2012 Archivado

Tu coche consume, al menos, un 12% más de lo que anuncia el fabricante. ¿Qué cómo es posible? Porque los consumos oficiales están basados en unas condiciones de conducción poco reales.

Desde hace años, los fabricantes de automóviles europeos someten a sus vehículos a un ciclo de homologación de consumo (NEDC) con el fin de comparar, en un mismo escenario, los niveles de consumo y emisiones de los motores de los diferentes modelos. El problema es que tanto el escenario como las condiciones de homologación tienen muy poco que ver con la realidad.

Sin cuestas y sin viento

Las pruebas no se hacen en carreteras abiertas, ni siquiera en un circuito cerrado. Los coches se suben sobre un banco de rodillos montado en una plataforma perfectamente horizontal, sin cuestas ni bajadas, sin lluvia y sin incidencia alguna del viento. Condiciones, todas ellas, que contribuyen a reducir el consumo, pero que raras veces se producen.  

Tampoco se tiene en cuenta el incremento del consumo que se produce cuando, por ejemplo, se conecta el equipo de climatización.

A bajas velocidades

La velocidad media fijada en las pruebas es muy baja: 19 km/h en ciudad y 63 km/h en carretera. Un dato especialmente llamativo en carretera, donde la velocidad media registrada supera los 100 km/h, sobre todo cuando se circula por autopista.

Y lo mismo se puede decir de las velocidades máximas fijadas: 50 km/h en ciudad y 120 km/h en carretera. Sí, coinciden con los límites legales, pero son menores que las registradas habitualmente en nuestras vías.

Y sin aceleraciones ni frenazos bruscos

Las aceleraciones del escenario son siempre continuas y uniformes, con velocidades estables. Y no se contemplan frenazos bruscos. Factores poco reales y que, del mismo modo, facilitan una reducción del consumo.

Tal y como puede observar en el gráfico de abajo, el ciclo urbano intercala tramos de velocidad reducida (15, 35 y 50 km/h) con paradas al ralentí de unos 40 a 50 segundos hasta haber recorrido unos 4 km. Por su parte, el ciclo en carretera simula un recorrido de 7 km a velocidades de 50, 70, 100 y 120 km/h. Evidentemente, echamos en falta un recorrido comparable al de una autopista o una autovía, con velocidades más próximas a 120 km/h.

Ciclo NEDC
Ciclo de homologación de consumo (NEDC) de la Unión Europea

Imprimir Enviar por email