Noticia

El nuevo 308 llega como Coche del Año en Europa

24 marzo 2014

24 marzo 2014

Peugeot ha renovado uno de sus modelos más exitosos, el 308, que llega con el aval de haber sido designado Mejor Coche de Europa 2014. No le faltarán competidores al compacto de Peugeot, que destaca por estabilidad, espacio y autonomía y peca de escasa visibilidad y poca altura interior.

Peugeot continúa renovándose y le ha llegado el momento al 308, un automóvil completamente nuevo que reemplaza al anterior compacto del mismo nombre y que además llega con el aval de haber recibido el galardón de Coche del Año en Europa 2014. Destaca por su agilidad y su espacio interior, mientras que su principal defecto es la falta de visibilidad.

El Peugeot 308 tiene duros competidores dentro del segmento de coches compactos, rivales tan duros con el Seat Léon, el Volkswagen Golf, el Opel Astra, el Ford Focus, el Renault Megane, el Toyota Auris o el Citroën C4. Ahora habrá que ver cómo se desenvuelve en los concesionarios.

El coche se pone a la venta con tres motorizaciones de gasolina, de 82, 125 y 155 cv, y dos de gasóleo, de 92 y 115 cv. La versión más barata parte de 15.300 euros, aunque en OCU hemos analizado el 308 diesel 1.6 HDI de 115 CV, que se vende a partir de 19.350 euros.

 

Cómodo, seguro y de bajo consumo

Conducir el nuevo 308 resulta muy cómodo. La suspensión es confortable, el nivel de ruido es discreto a bajas revoluciones y de algo más de 67 decibelios a velocidades elevadas. La estabilidad del coche es excelente, tanto en autopista como en carreteras con curvas, mientras que la dirección es precisa y directa.

En cuanto a la distancia de frenado de 100 km/h a 0, hemos medido algo menos de 36 metros.

El motor, de 1,6 litros, tiene un consumo anunciado por el fabricante de 3,8 litros a los 100 km. En nuestras pruebas, el consumo resultó menos optimista, aunque bueno en cualquier caso: 4,6 l/100. Este bajo consumo permite tener una autonomía de más de 1.100 km.

Respecto a la seguridad, el modelo analizado obtuvo 5 estrellas EuroNcap en la prueba realizada en 2013, con buenas puntuaciones en las valoraciones de adultos, niños, peatones y asistencia a la seguridad. Su equipamiento de seguridad de serie es similar a los de la competencia: airbags frontales, airbags de cabeza delanteros y traseros, control de estabilidad, bloqueo automático de puertas en marcha, indicador de baja presión de ruedas, luces diurnas tipo LED y aviso de cinturones abrochados delanteros y traseros.

Interior espacioso y poca visibilidad

El nuevo 308 ha crecido en distancia entre ejes, lo que se traduce en mayor espacio interior, pudiendo alojar a personas de dos metros de altura en las plazas delanteras. Además, pesa 140 kg menos. Sin embargo, no es un coche cómodo para personas muy altas en la parte trasera debido a la poca altura del techo.  En esta zona pueden viajar hasta tres personas, aunque la plaza central es incómoda y demasiado estrecha.

El coche tiene una buena calidad de construcción, pero en algunas partes hemos apreciado plásticos mal acabados. El acceso al interior es bueno y las puertas se abren en buen ángulo. Sólo los más altos deberán tener cuidado con la cabeza.

En cuanto al maletero, hemos medido una capacidad de 335 litros con los asientos traseros en su sitio y 655 con éstos abatidos. La altura de la boca de carga es baja, lo que facilita la accesibilidad. Una pega del maletero es que el sistema de apertura es poco práctico.

La visibilidad delantera es excelente, pero la trasera es muy mala. El campo de visión percibido por el conductor a través de los retrovisores es muy mejorable. Tal vez para compensar, se ofrece una cámara trasera como opción (de serie en algunas versiones). Sin embargo, por la noche la visibilidad de la imagen no es buena.

El salpicadero destaca por el pequeño volante y una instrumentación más elevada de lo habitual para que pueda ser vista por encima del volante. Los mandos están bien situados, aunque deberían ser de un tamaño mayor. Las versiones más caras disponen de una pantalla táctil central, desde la que se controlan las principales funciones del coche. Sin embargo, tal cantidad de información en un espacio tan reducido hace que haya que visitar varios menús para; por ejemplo, para cambiar la velocidad del ventilador. Además, el manejo de los menús no es muy intuitivo y requiere de cierta adaptación.

Lo mejor

  • Estabilidad.
  • Espacio interior en las plazas delanteras.
  • Autonomía.

Lo peor

  • Escasa visibilidad.
  • Poca altura interior en las plazas traseras.

Imprimir Enviar por email