Noticia

El BMW X1 se renueva por fuera y por dentro

05 marzo 2013

05 marzo 2013

BMW ha lavado la cara a su todocamino compacto X1, y no sólo en aspectos estéticos, también estrena motores. El X1 destaca por su buen comportamiento, suavidad y confort interior y tiene como pegas un maletero escaso y poca visibilidad trasera. Esta a la venta desde 29.900 euros.

El segmento de los todocamino compactos es uno de los que ofrece mayor competencia en el mercado español. El modelo más vendido en 2012 fue el Nissan Qashqai, seguido por el Hyundai ix35 y el Volkswagen Tiguan. El protagonista de este análisis, el BMW X1, fue el cuarto modelo más matriculado.

A este modelo, que se estrenó en 2010, le han lavado la cara en los últimos meses. Pero no se han modificado únicamente aspectos estéticos, también estrena motores con menores emisiones de CO2.

Los controles del coche están bien situados y resultan fáciles de usar.

El precio del BMW X1 parte de los 29.900 euros, en la versión diesel de 116 cv, aunque nosotros hemos analizado la versión Sdrive 20 D, con motor de gasóleo de 163 cv y un precio de 33.900 euros.

Motor, comportamiento y seguridad

El motor del modelo analizado, de 2 litros y 163 cv, destaca por su comportamiento suave. En cuanto a la caja de cambios, es de tipo manual con 6 velocidades.

En un primer momento, puede resultarnos complicado engranar la marcha atrás, pero nos acostumbraremos fácilmente tras un corto período de adaptación.

La dirección es ágil y precisa. Las maniobras no precisan de esfuerto, y el X1 sorprende especialmente por su estabilidad. El diámetro de giro es de 11,3 metros.

En cuanto a los frenos, la distancia de detención cuando se circula a 100 km/h es de 36,5 metros. La aceleración de 0 a 100 km/h es de 8,3 segundos.

Por último, la seguridad de este automóvil es óptima, con 5 estrellas en las pruebas Euroncap: 87% en protección de adultos, 86% en protección infantil, 64% en protección de peatones y 71% en asistencia a la seguridad.

Una de las pegas del BMW X1 es su reducida visibilidad trasera.

Comodidad y maletero

En el apartado de comodidad en la conducción, el X1 destaca por el confort en todas sus plazas laterales. Sin embargo, la persona que deba viajar en el asiento trasero central dispondrá de muy poco espacio, por lo que sólo es aconsejable para trayectos cortos.

El asiento del conductor tiene diversos mandos para regular la altura, profundidad y apoyo lumbar. Pero no es fácil encontrar la posición ideal. Los asientos son confortables, y la altura del techo permite viajar sin problemas a las personas más altas.

El maletero tiene poca capacidad, 310 litros, que se transforman en 650 con los asientos abatidos. Esta acción es muy fácil de realizar, con un sencillo mecanismo. Otro punto débil es la visibilidad trasera.

Los mandos del coche son ergonómicos y sencillos de usar. El volante se puede regular en altura y profundidad y los pedales y palanca de cambios están bien situados.

Con los asientos abatidos el maletero aumenta hasta los 650 litros.

El coche dispone de sistema Start-Stop, que ayuda a ahorrar combustible cuando el automóvil está parado. El nivel de ruido interior es satisfactorio. Hemos medido 64 decibelios a velocidad elevada.

Lo mejor

  • Muy buen comportamiento en carretera.
  • Habitáculo espacioso, sobre todo en las plazas delanteras.
  • Versatilidad del maletero.

Lo peor

  • Visibilidad trasera.
  • Capacidad del maletero.

Imprimir Enviar por email