Noticia

La UE define por primera vez los aromas alimentarios

18 octubre 2012
Aromas alimentarios

18 octubre 2012

Los aromas son uno de los componentes más importantes de la industria alimentaria, pero también uno de los elementos más desconocidos. Hasta ahora, era complicado saber qué es un aroma, pero la UE ha publicado la lista oficial de aromas permitidos en la UE, que ha arrojado mucha luz al respecto.

Los aromas son uno de los componentes más importantes de la industria alimentaria, pero también uno de los elementos más desconocidos. Están presentes en la lista de ingredientes de prácticamente todos los productos procesados, desde los yogures de sabores (el aroma aporta el sabor) hasta incluso los que sí llevan fruta, pues la cantidad que éstos contienen es insuficiente para darle el sabor característico.

Por ejemplo, a los productos de chocolate se les suele añadir aroma de vainilla, a las palomitas se les añade habitualmente aroma de mantequilla... y así en la mayoría de los productos. Pero, ¿qué son los aromas?

Hasta ahora, era complicado especificar qué era un aroma, pero el pasado 1 de octubre la Unión Europea publicó la lista oficial de aromas permitidos en la UE, que ha arrojado mucha luz al respecto.

Desde 2003, la Autoridad Europea de Salud Alimentaria (EFSA) ha estado evaluando miles de sustancias aromáticas, y ha publicado hasta el momento una lista con más de 170 conclusiones agrupando cientos de aromas alimenticios.

3.000 sustancias

Esta lista de aromas permitidos en la UE, que entrará en vigor en abril de 2013 y se ira revisando anualmente, incluye 2.500 sustancias, 2.100 de ellas de manera definitiva y 400 que han sido aprobadas de forma provisional mientras la EFSA termina su evaluación.

De las sustancias evaluadas por EFSA, 2.800 ya se usaban y se evaluaron también 200 sustancias nuevas, con lo cual, 500 permanecen fuera de la lista, al menos temporalmente.

Pese a todo, el uso de la gran mayoría de las sustancias evaluadas no suponía ningún riesgo, pero 7 de los aromas resultaron toxicológicamente preocupantes y por ello se retiraron del mercado.

Las sustancias no incluidas en la lista quedarán prohibidas 18 meses después de la entrada en vigor de esta medida; es decir, dentro de dos años.

Un sector opaco

Esta nueva normativa aporta transparencia a un sector bastante opaco que, amparándose en las patentes y en el secreto industrial, ha propiciado que se supiera muy poco o nada de este tipo de sustancias utilizadas.

Además, como apenas había evaluaciones sobre la seguridad alimentaria de los aromas y éstos se utilizan en pequeñas cantidades, los fabricantes se escudaban en ello para justificar que el consumo de esos productos no conlleva riesgos para la salud.

Ahora, la Unión Europea se asegura que en un plazo razonable todas las sustancias utilizadas habrán sido sometidas a una evaluación previa sobre su seguridad.


Imprimir Enviar por email