Guía de compra

Cómo elegir cápsulas de café

capsulas

Las cafeteras de cápsulas te permiten disfrutar de un café como el del bar. Cómodo, limpio, rápido… y de buena calidad, siempre que tengas una buena máquina, y elijas bien las cápsulas. Una guía de compra para ayudarte a acertar.

¿Cuáles son las mejores cápsulas para tu cafetera?

¿Lo tuyo es el café de cápsulas? Te ayudamos a acertar con una pequeña guía.

Descubre el tipo de cápsula que te interesa

  • Si lo que quieres es sobre todo poder disfrutar del café, de un abanico de sabores de distinta intensidad, en todas sus variantes: del café espresso al capuccino, del machiatto al café con leche clásico, las Nespresso son las que ofrecen más variedad.
  • Si lo que buscas es una máquina que te ofrezca más bebidas además del café (té, chocolates…), acertarás con una de las Dolce Gusto o Tassimo.
  • Si no quieres estar condicionado por una marca determinada de cápsulas, tanto Nespresso como Dolce Gusto funcionan con cápsulas compatibles.

capsulas

El secreto está en la cápsula

Cada cafetera es diseñada para usarse con un tipo concreto de cápsulas, el modelo de cafetera, por tanto, determina de entrada tu elección, si bien es posible optar entre usar una cápsula de marca, original, o una de marca blanca, de supermercado. Asegúrate si eliges una de estas, normalmente más baratas, de que servirá para tu máquina: lee bien la etiqueta.

El café de las cápsulas sale cuatro o cinco veces más caro que el de la clásica cafetera italiana. Una familia en la que se consuman cuatro cápsulas al día debe estar dispuesta a gastar entre 270 a 570 euros al año, según el tipo de cápsula que se use. Menos que en el bar, claro… pero más que comprando café molido. 

Claro que ahí entra en juego el tipo de cápsulas que se compra: elegir una cápsula compatible frente a una original supone un buen ahorro disfrutando de la misma calidad.

Entonces ¿cuánto me puedo ahorrar con las cápsulas de café compatibles? Comprueba tú mismo las diferencias en nuestro comparador: 

Consulta nuestro comparador de cápsulas de café

Preguntas frecuentes sobre cápsulas de café

¿Las cápsulas originales son mejores que las de marca blanca?

En nuestro estudio hemos visto que precio y calidad no están reñidos, y no siempre las cápsulas originales son las mejor valoradas. Puede obtener más detalles en nuestro comparador

¿Qué tipo de café llevan las cápsulas?

El tipo de café utilizado depende de cada fabricante. La información del envase nos debería permitir saber si se trata de café arábica, robusta o mezcla de estas variedades, también conocer su origen. Lamentablemente, no son pocos los casos en la que estos datos no están reflejados, y esta es una de nuestras reclamaciones, pues si  bien no es obligatoria, esta información es de gran interés para los consumidores.

¿Cuántos gramos de café lleva una cápsula?

Depende de cada fabricante. En las que hemos analizado cada cápsula contiene entre 5 y 7.5 g de café

¿Cuánta cafeína tiene cada cápsula?

Dependerá del tipo de café que se trate. Lógicamente, una cápsula de café con leche tendrá menos que una de café solo. En nuestro estudio que comparamos cápsulas que únicamente llevan café hemos encontrado cantidades que varían entre los 73 y los 165 mg de cafeína por cápsula. Un consumo moderado no debería superar los 300 mg diarios; a partir de esta cantidad, se pueden presentar efectos indeseables. En embarazadas y periodo de lactancia el límite está en 200 mg al día.

¿La cantidad de cafeína depende de la intensidad del café?

La intensidad es un término que se utiliza en las catas profesionales de café para determinar el grado con el que se perciben los aromas en nariz y en boca. Lejos de lo que muchos consumidores puedan creer, la intensidad no tiene relación con la cafeína.

Cafeteras multibebidas

¿Dónde debo tirar las cápsulas usadas?

Algunas marcas no tienen sistema de recogida o sistema de entrega al hacer el pedido on line.

En el caso de que sean compostables, pueden tirarse al contenedor de materia orgánica.

Si no se da ninguno de estos 2 casos, para reciclarlas tirándolas al contenedor amarillo primero debemos vaciarlas, y luego apilarlas o agrupar varias y apretarlas para que en la planta de separación pueda detectarse.