Noticia

¿Menos zumo en los refrescos?

25 agosto 2009
Rebajan la cantidad de zumo en refrescos

25 agosto 2009

El proyecto de una nueva norma que regula la elaboración y venta de bebidas refrescantes se ha presentado a las organizaciones de consumidores para que den su parecer. A juicio de la OCU, la nueva norma incluye aspectos que perjudican a los consumidores, como rebajar la cantidad de zumo.

Rebajan la cantidad de zumo en refrescos

La OCU, como organización de consumidores, ha recibido el proyecto de una nueva norma que regula la elaboración y venta de bebidas refrescantes. La anterior normativa debía ser modificada para adaptarla a las nuevas medidas de higiene (el "paquete higiénico") pero de paso, se han hecho otros cambios. Por ejemplo, en esta propuesta de norma se elimina la referencia a las cantidades mínimas de zumos de frutas que deben contener las bebidas refrescantes para poder incluir en su denominación el término "de zumo". A juicio de la OCU, esta medida puede perjudicar a los consumidores, que podrían llegar a encontrar "bebidas refrescantes de zumo" con apenas un 1% de zumo, algo realmente irrisorio.

menos zumo en los refrescos

Es importante, en medio de un mercado saturado de distintos tipos de “zumo” que la normativa garantice un etiquetado correcto. Actualmente, en los supermercados podemos encontrar desde refrescos, hasta néctares, cada uno con un distinto porcentaje de fruta. Esta información, partiendo de la nueva normativa, puede estar bien indicada o no. Además, a ello se une la desinformación que surge de la publicidad engañosa. Frecuentemente los productos presumen de varias características que en realidad no tienen o exageran propiedades. Esto puede conducir a una manipulación de los consumidores, que quedan expuestos a las preferencias de las marcas, cuyo principal interés será siempre el de sacar el máximo beneficio.

De la poca importancia que se concede a los intereses de los consumidores en este tipo de decisiones da buena fe un detalle: para estudiar el proyecto y presentar las alegaciones al proyecto apenas se han concedido unas semanas... en pleno verano.

Por supuesto, a pesar de esa poca transparencia y publicidad, la OCU ha hecho llegar sus observaciones a las autoridades en materia de consumo.