Noticia

Atún: pesca ilegal

07 enero 2011

07 enero 2011

Algunas conservas de atún de venta en nuestro país proceden de pescas ilegales. Así lo afirma un reciente estudio de la ONG danesa Danwatch, que identifica a algunos de los responsables de estas pescas sin control.

La riqueza pesquera de muchos países africanos se traduce en crecimiento económico y alimentos para la población. No obstante, esa riqueza no siempre se explota de forma adecuada: se calcula que el 40% de la pesca es pirata, también conocida como ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR). Esto tiene graves consecuencias, pues supone un robo a los países africanos de sus peces, destruye los ecosistemas, supera las capturas consideradas sostenibles y, a la larga, contribuye a mantener la pobreza de la población.

En un reciente estudio realizado por la OCU sobre la sostenibilidad en la pesca del atún concluíamos que atajar las capturas ilegales y pescar de forma sostenible es esencial para mantener las poblaciones de atún y otras especies.

Objetivo: el atún

El atún es una de las especies que mas pesca ilegal sufre, y la manera en que ocurre es tan sencilla como no declarar las capturas realizadas; de esta manera el barco pesquero deja de pagar impuestos, e implícitamente roba los recursos naturales a las poblaciones del África subsahariana. La ONG Danwatch ha investigado los efectos de las capturas ilegales en Mozambique, por las que se estima que el país pierde anualmente 30 millones de euros, buscando los responsables.

Grupo español involucrado

En el transcurso de las investigaciones, la ONG danesa ha encontrado que uno de los proveedores de atún más importantes de las conserveras europeas, el grupo español Albacora, se ha visto involucrado en pescas ilegales continuadas.

El Grupo Albacora tiene una de las mayores flotas pesqueras del Mundo, y en España vende atún bajo la marca Campos, además de estar participada en un 20% por la multinacional española Jealsa Rianxeira, a la que también suministra atunes. Solo en el año 2010, la Oficina Estadounidense de Administración de los Océanos (NOAA), reveló 67 pescas ilegales del barco Albacora Uno en las islas del Pacífico.

Urge un mayor control

Sin embargo, más allá del caso específico de Albacora, esta investigación viene a reforzar el mensaje en el que insistimos desde la OCU: hacen falta más recursos para controlar que las capturas de atún se hacen en las condiciones acordadas entre países. En esta línea, la UE ha promovido una regulación, en vigor desde enero de 2010, por la que las conserveras deben exigir a sus proveedores los certificados de captura oficiales. Hace falta que se ponga en práctica.


Imprimir Enviar por email