Informe

Jamón: cómo elegirlo y acertar

06 febrero 2018
jamón curado

06 febrero 2018

El jamón es una de las joyas de la gastronomía española. Pero hay muchos tipos de jamón, según la raza de los cerdos, la alimentación o el tiempo de curación. No es ibérico todo lo que reluce, pero tampoco es imprescindible que sea un jabugo de bellota para que un jamón sea de calidad. Te ayudamos a no perderte... y te damos las claves para que no te confundan. 

Jamón y paleta

El jamón es un clásico de la gastronomía española. Pero hay jamón... y jamón. Hay muchas de clases de jamón en el mercado, en función de la raza de los cerdos, de la alimentación del animal o del tiempo de curación de la pieza. Además, debemos distinguir entre jamón (patas traseras) y paleta (patas delanteras).

jamon iberico paletilla

Los jamones pueden superar los 8 kilos de peso, mientras que las paletas suelen rondar los 4 o 5 kilos.

Las paletas se curan antes, aunque la proporción de tocino es mayor que en los jamones.

En la calidad y el precio del jamón, que pueden variar mucho, influyen muchos factores. El hecho de comprar la pieza entera o hacerlo al corte. Si optamos por esta última opción, el jamón nos saldrá bastante más caro.

Distintas variedades

Dentro de jamones y paletas podemos distinguir básicamente entre ibéricos, cerdo blanco y duroc. Pero a su vez, dentro de cada grupo hay variedades en función de su elaboración:

Jamón ibérico

  • Bellota 100% ibérico.
  • Bellota ibérico.
  • Cebo de campo ibérico.
  • Cebo ibérico.

Jamón de cerdo blanco

  • Gran Reserva.
  • Reserva.
  • Bodega.
  • Baja curación.

Jamón Duroc

  • Duroc

La calidad, el perfil nutricional, el sabor y el precio revelan las grandes diferencias entre un jamón curado sencillo y el jamón ibérico de bellota, el top. Descubre más detalles para saber qué te ofrece cada tipo de jamón.


Imprimir Enviar por email

Jamón y paleta

Exclusivo socios ocu

Este es un contenido reservado a socios

¿Eres socio? Identifícate para acceder

Soy socio

HAZTE SOCIO