Informe

Cafés molidos de tueste natural

01 enero 2013
cafés molidos

01 enero 2013

Por sólo 1 euro puede hacerse con un paquete de 250 gramos de café molido de tueste natural. Pero, ¿sabe qué variedad en concreto están tomando, de qué país procede, cómo se ha molido o cuál es su calidad real?

Una mezcla de natural y torrefacto

La ley obliga a indicar en el envase la denominación, el fabricante, el lote y las fechas de envasado y caducidad.

Además, algunos fabricantes informan sobre la variedad de café- Robusta o Arábica-, el porcentaje de mezcla de cada una de ella, consejos de conservación, de preparación, tipo de molienda, etc. En cualquier caso, sepa que en nuestro país se consume principalmente el café de tueste natural mezclado con tueste torrefacto.

El tueste natural se obtiene al someter el café verde o crudo en grano a la acción del calor hasta conseguir un color, un aroma y unas cualidades características. En el tueste torrefacto se ha añadido azúcar hasta caramelizar y cubrir el grano.

mejor cafe en grano

Es importante que tenga en cuenta el tipo de cafetera que tienen en casa, porque cada cafetera necesita un tipo de molido: las exprés requieren una molienda muy fina, las italianas algo menos fina, mientras que el molido más grueso es adecuado para las cafeteras de filtro y para quien le guste el café de puchero.

Nosotros le recomendamos comprar el café en grano y molerlo justo antes de su preparación. En caso contrario, lo mejor es conservarlo en envase hermético, a baja temperatura y con poca humedad.

cafe en grano

El precio de un paquete de 250 g oscila entre los 0,79 euros y los 2,50 euros.

Según nuestros análisis no es la calidad la que marca la diferencia de precios, sino el establecimiento donde se vende. Los mejores precios se pueden encontrar en las tiendas que distribuyen sus propias marcas. Y si quiere ser solidario, puede comprar un café de comercio justo por unos pocos céntimos más.

En general el nivel de calidad del café que se puede encontrar en las tiendas es más que aceptable y la elección depende en gran medida del gusto personal.

El café, una vez molido, pierde sus cualidades con rapidez. Almacenarlo al vacío, sin contacto con el aire, es la mejor manera de conservarlo durante 6 a 8 meses. Pero sus mejores cualidades se pierden en un par de semanas, una vez abierto el envase. Le recordamos los 7 consejos básicos para la conservación del café:

  • Guárdelo siempre en envase hermético con juntas de goma.

  • Consérvelo mejor en nevera, pero al abrigo de la humedad.

  • Si es posible, muélalo justo antes de hacerlo y utilice la molienda adecuada para cada tipo de cafetera.

  • La medida necesaria de café por taza es de unos 7-10 gramos, pero depende del tipo de cafetera. Las italianas y las exprés suelen hacer un café mas concentrado que las cafeteras de filtro.

  • Use siempre que pueda agua blanda poco clorada. Para eliminar el cloro se puede poner el agua en la nevera en jarra o en botella destapada, pues las bajas temperaturas aceleran la liberación del cloro. En caso de que el agua del grifo sea muy dura, lo mejor es optar por el agua mineral.

  • No recaliente el café. Pero si no le queda más remedio, es mejor usar un microondas para evitar en lo posible la pérdida de aromas. Una vez hecho el café, lo más aconsejable es consumirlo antes de que pasen 20 minutos.

  • Como el café absorbe mucho los olores, procure preservarlo en todo momento de los olores extraños y fuertes.