Informe

Café soluble: guía de compra

01 enero 2014
café soluble

01 enero 2014

El café soluble es perfecto si no hay tiempo para calentar una cafetera. Claro que no tiene el aroma, el cuerpo ni el sabor de un café tradicional. Y ojo, algunas marcas de café soluble son un poquito demasiado generosas con el porcentaje de humedad.

Café soluble de tueste natural

El café soluble se obtiene eliminando el agua del café tostado (por atomización o liofilización). El producto obtenido tiene forma sólida, soluble en agua y puede ser natural, torrefacto o de mezcla.

Nosotros hemos analizado 13 marcas de café soluble de tueste natural, con y sin cafeína. Este café el que se obtiene al someter el café verde o el grano crudo a la acción del calor hasta que adquiere su color y aroma característicos.

café soluble tueste natural

Muchas diferencias de cafeína

En efecto, la cantidad de cafeína en los cafés solubles analizados varía entre los 45 y los 83 mg por taza (125 ml). Pero incluso los más fuertes no tienen la intensidad ni el cuerpo de un café tradicional. A los muy cafeteros les parecerán flojos.

Otro problema es la humedad. En algunos casos roza el 5%, el límite legal establecido. Sepa que un exceso de humedad afecta directamente a la calidad del café, ya que acelera el proceso de enranciamiento.

Además algunas marcas de café no resultan suficientemente solubles: dejan un poso sin disolver en el fondo de la taza.

café descafeinado propriedades

El café descafeinado cuesta hasta 6,22 euros por envase

El precio medio de los cafés solubles descafeinados es un 10% más caro que los cafés solubles con cafeína: hasta 6,22 euros el envase de 200 gramos.

En cualquier caso, los cafés de marcas de distribución (marca blanca) son, con diferencia, los más baratos. Un envase de 200 gramos cuesta unos 2 euros y medio, la mitad que las marcas más conocidas. Y no podemos decir que sean peores.

Una vez abierto consúmalo cuanto antes

Guarde el café soluble en un sitio fresco pero alejado de la humedad, como por ejemplo un estante de un armario o un frigorífico no frost. Una vez abierto es aconsejable consumirlo en un plazo nunca superior al mes y medio. De lo contrario puede enranciarse. Por eso es aconsejable comprar envases pequeños si no lo va a consumir a menudo.

La cantidad adecuada de café soluble para una taza de 100 o 125 ml de agua o leche es de 2 gramos (una cucharadita). No obstante, si lo prefiere algo más fuerte, échele un poquito más.