Noticia

Esferic ahorrador de agua: poco más que un cubo

20 mayo 2015
esferic

20 mayo 2015

Esferic es un una bolsa especial creada para ahorrar agua cuando te duchas. Se compra por internet al precio de 10 euros y es reutilizable. Hemos probado Esferic y tenemos claro que no te aporta nada que no puedas conseguir usando un simple cubo.

Cada mañana, al ducharte puedes estar derrochando entre 3 y 6 litros de agua mientras esperas a que salga lo bastante caliente para meterte debajo. Algunas personas se molestan en poner un barreño para recogerla, pero son muchísimos más quienes dejan (o dejamos) correr el preciado líquido por el desagüe. Y eso son muchos miles de litros de agua potable desperdiciados. Una pequeña empresa española ha ideado un sistema para recoger toda esa agua y reutilizarla: se denomina Esferic.

Se podrían ahorrar 40.000 millones de litros

Esferic es una bolsa de plástico de 3 litros de capacidad provista de un asa y de un tubo de desagüe. La cuelgas en la ducha, metes dentro la alcachofa y dejas que se rellene con el agua que normalmente dejas correr. Después, te la echas al hombro y la usas para regar plantas, dar de beber a las mascotas, llenar cubos para fregar el suelo o descargar en el inodoro. En principio, parece buena idea: si todos los españoles ahorráramos 3 litros de agua al día, sumaríamos 40.000 millones de litros al año. De momento, Esferic solo se puede comprar por internet: cada bolsa individual cuesta 10 euros (con envío) y, si compras 2 bolsas, pagarías 16 euros.

Es barato y contribuye a la concienciación

Varios  consumidores han probado Esferic en su casa. Todos han coincidido en que el plástico es resistente y la bolsa se puede utilizar muchas veces, con lo que el sistema resulta bastante económico. Además, apenas ocupa espacio porque se puede doblar y guardar fácilmente. También gustó el diseño como regadera, por lo sencillo que es y lo bien que funciona: el agua no se escapa durante el transporte y se vierte sin problemas.

Otro aspecto positivo de Esferic es que te ayuda a darte cuenta de lo rápido que se gastan 3 litros de agua: es una buena herramienta de concienciación.

Mejor usar un cubo

Pero también hemos observado algunos inconvenientes: 

La abertura por la que se debe introducir la alcachofa de ducha solo vale para las duchas pequeñas, tipo teléfono. Si tu alcachofa es fija o si es de tamaño grande, no cabrá. Además, si la grifería es termostática, a veces es complicado encontrar dónde colgarla. Dejarla en el fondo de la bañera o sobre la encimera no es buena opción, ya que al ser blanda el agua se sale por la boquilla de entrada. Para solucionar esto, la empresa facilita unos soportes de aluminio que se adhieren a la pared y que se compran aparte (37 euros el juego de dos). Como regadera funciona bien, pero antes de echártela al hombro debes secarla para no mojarte.

Otro problema es la pequeña capacidad. Si la ducha está alejada de la caldera, es muy posible que tires más de tres litros de agua antes de que salga caliente y la bolsa se te queda pequeña. Si la usas para el WC, los 3 litros no salen con fuerza suficiente para llevarse ni siquiera el papel higiénico

Esto no te pasa si utilizas un cubo, así que ¿por qué no usar el cubo directamente?  No te dará problemas con la alcachofa, es rígido y no se cae… además, seguro que ya tienes uno en casa. En definitiva, Esferic no aporta nada especial y, aunque no es un producto caro, te lo podrías ahorrar.


Imprimir Enviar por email