Noticia

Liberar el móvil: dudas frecuentes

08 abril 2013
Liberar móviles

08 abril 2013

Liberar un móvil puede convertirse en una auténtica odisea, pero soplan vientos de cambio y las trabas que ponen las compañías telefónicas se tambalean. Varios informes de autoridades competentes interpretan que deben liberar sus móviles una vez cumplido el compromiso de permanencia. 

La mayoría de los móviles de España no son libres: están asociados a un operador determinado (sobre todo a los 3 grandes: Movistar, Vodafone y Orange).

Cuando termina el periodo de permanencia y el usuario quiere cambiarse a otra compañía, llegan las dudas.

¿Qué significa liberar un móvil?

Normalmente los operadores (Movistar, Vodafone, Orange...) entregan móviles que han sido modificados. Se les han incluido opciones o programas que interesan al operador, y también se han limitado algunas funciones. Entre otras, se impide que el teléfono pueda ser usado con un operador de la competencia.

Liberar un móvil significa permitir que ese teléfono pueda funcionar con cualquier operador.

¿Mi operador está obligado a liberarme el móvil?

No lo dice ninguna norma, pero existen decisiones de autoridades competentes que van en la dirección de obligar a los operadores a liberar:

  • una vieja resolución de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.
  • y ahora la Comisión de Cooperación de Consumo (dependiente del Instituto Nacional de Estadística) ha ido más alla al afirmar que una vez que el cliente ha cumplido su compromiso de permanencia "el operador no puede negarse a liberar el terminal", ni tampoco "cobrar al usuario por facilitarle el código para el desbloqueo o dilatar en el tiempo la entrega del código".

Por desgracia, muchas compañías no informan de algo esencial: sus móviles  no son 100% operativos, ya que solo pueden ser usados con un único operador.

Tampoco explican cuáles serán las condiciones cuando se quiera liberar el teléfono. Esto podría ser considerado publicidad engañosa.

¿Tengo que pagar para liberar mi móvil?

Confiamos en que las compañías tomen nota del informe de la Comisión de Cooperación de Consumo y empiecen a liberar sus terminales. Poner dificultades o cobrar por ello (como hacen Vodafone y Orange) provocará unas reclamaciones que ahora podrán llegar lejos y dar la razón al usuario.

En caso de que todo vaya mal, el consumidor siempre tiene la posibilidad de liberarlo por sus medios en tiendas físicas o páginas web: los precios dependen del modelo de teléfono y oscilan entre los 0 y los 40 euros.  

¿Pierdo la garantía si libero el móvil?

La liberación no anula la garantía, pero el fabricante puede poner pegas si el proceso implica una manipulación del terminal (tal y como se hace en ciertas tiendas ).

Por ello siempre es recomendable la liberación mediante un código que se introduce en el teléfono.


Imprimir Enviar por email