Noticia

GP Solar Charger: cargador de pilas solar

10 diciembre 2010

10 diciembre 2010

GP Solar Charger es un cargador solar de pilas diferente porque aprovecha directamente la luz solar a través de paneles fotovoltaicos. Y, además, también se puede enchufar a la red eléctrica.

Las socorridas pilas tienen una utilidad fuera de toda duda. Están ahí para proporcionar energía eléctrica portátil y cómoda cuando se las necesita. Pero el precio a pagar es alto y no sólo para nuestro bolsillo, también para el medio ambiente.

Con los cargadores de pilas se alarga la vida útil de las pilas. Y si utilizan la energía del sol para hacer su tarea, tanto mejor para nuestra economía. Basta con hacer la inversión inicial, algo menos de 30 euros, y luego la recarga sale gratis.

Dos posibilidades de carga

El cargador GP Solar Charger destaca por su versatilidad. Además de los paneles fotovoltaicos, tiene un adaptador de corriente alterna, así se puede utilizar también en casa enchufándolo a la red eléctrica, por ejemplo, durante la noche cuando no hay luz solar.

  • Está diseñado para cargar los tipos comunes de pilas recargables AA y AAA (pequeñas) de composición Níquel-Hidruro metálico (NiMH).
  • El cargador funciona con los dos tipos de voltajes más comunes: 230 V y 120 V. Y su corriente de salida es de 150 mA (con 4.2 V), si se emplea la luz solar, y de 200 mA (con 3 V) si se conecta a la red eléctrica de casa.
  • GP Solar Charger viene provisto de dos pilas AAA ReCyko+ de 820 mAh de capacidad. Y tarda en cargar las pilas 5 horas, según el fabricante, aunque en nuestras pruebas tardó 8 horas en las dos modalidades de funcionamiento.
  • Las dimensiones (mm) son de 180 x 110 x 60 (alto x profundo x ancho) y el peso de 110 g.

Lento en cargar

La corriente de carga media en el modo solar es algo inferior a la anunciada, 130 mA, y 40 mA en los momentos iniciales y finales de la carga. Eso significa que el cargador GP Solar Charger tiene una intensidad de corriente 5 veces inferior a la de los cargadores convencionales. Por eso tarda 8 horas en cargar nuestras dos pilas AA.

Aunque no consigue cargar completamente las pilas en un día soleado, lo más positivo, desde el punto de vista de la eficiencia de la carga, es que no consume electricidad. Tiene una eficiencia infinita, mientras que el resto de los cargadores convencionales no superan el 43% de aprovechamiento de la energía eléctrica.

Sólido y duradero

Los componentes del cargador resultaron ser muy sólidos cuando los evaluamos. La durabilidad de los contactos metálicos o clavijas con las pilas ofreció un resultado muy satisfactorio. Y en seguridad superó con nota la protección contra la descarga eléctrica y contra el calentamiento. En cambio, en la prueba del cortocircuito la evaluación resultó deficiente, porque cuando se produjo, no detuvo la corriente, sino que comenzó a realizar la carga.

Fácil de usar

El cargador GP Solar Charger se maneja con facilidad. Los símbolos de polaridad en relieve evitan confusiones. También resultan sencillos de limpiar los electrodos.

Lo peor es que resulta difícil saber cuándo se acaba la carga, porque el único indicador de funcionamiento de este cargador solar de pilas está situado en la parte de atrás del aparato.

El manual de instrucciones se explica con claridad, pero aparecen pocos datos técnicos y los consejos de uso resultan demasiado cortos. Aunque sí se ofrecen consejos sobre dónde depositar las pilas usadas.

El gasto en stand by

La OCU es consciente del gasto innecesario que hacemos cuando mantenemos en modo de espera o stand by los aparatos de la casa, por eso le recomendamos que visite nuestra nueva calculadora de stand by Sirve para calcular el consumo eléctrico y también el ambiental (emisiones de CO2) que producen en su hogar los distintos aparatos electrónicos.

Compare con otros cargadores

Antes de ir a comprar su cargador de pilas, consulte nuestro comparador de productos Mi Compra Maestra y valore características, prestaciones y precios...


Imprimir Enviar por email