Noticia

Ganadores y perdedores del MWC 2013

01 marzo 2013

01 marzo 2013

La mayor feria mundial de la tecnología móvil, el Mobile World Congress, ya ha terminado. Como cada año hubo ilusiones, decepciones y mucho ruido, tanto que resulta difícil comprender lo que ha pasado en Barcelona. La OCU estuvo allí para explicártelo.

Cada año la industria de los móviles se da cita en Barcelona para asombrar al mundo con su despliegue de metros cuadrados, asistentes y flamantes presentaciones. Entre tanto ruido es difícil encontrar las "nueces" de la feria.

¿Qué ha pasado este año en el Mobile World Congress? La OCU estuvo allí para intentar comprender: 

1. Talla extragrande

Son muchos los fabricantes obsesionados con los smartphones enormes. Con 4,7 pulgadas vinieron el HTC One, el Ascend P2 de Huawei y la serie G de LG. Con 5 pulgadas, el Sony Xperia Z.

Pero todos parecían pequeños al lado del Grand Memo de ZTE, de 5,7 pulgadas.

La pregunta es si los fabricantes de pantalones tomarán ejemplo y empezarán a hacer bolsillos más grandes para guardar semejantes colosos.  

2. Fiebre phablet

Estos híbridos pretenden ser el término medio entre un smartphone y un tablet.

El protagonismo se lo ha llevado el Samsung Galaxy Note de 8 pulgadas, que lidera una tendencia a la que se apuntan, entre otros, el Ascend Mate de Huawei y la serie VU de LG. 

3. Tecnología NFC

Uno de los conceptos más repetidos a lo largo de la feria. Es el "hijo listo" del Bluetooth y hasta el año pasado se vendía como una manera de pagar con el móvil (deslizando el terminal sobre un receptor y sustituyendo así a las tarjetas de crédito).

Pero el tema de los pagos no acaba de implantarse y este año han empezado a verse otros usos, especialmente por parte de Sony: NFC para conectar el smartphone con un equipo de audio, una tele o intercambiar la agenda de contactos con otro móvil.  

4. La resurrección de Nokia

Muchos les dieron por muertos, pero han dado mucho que hablar en Barcelona presentando el Nokia Lumia 720 como gama media y el Lumia 520 como smartphone más económico. Si a esto sumamos que el Lumia 920 parece listo para luchar con los peces gordos (iPhone, Samsung Galaxy), la salud de Nokia promete. 

Pero lo que más nos llamó la atención de los finlandeses fue su decidida apuesta por muchas aplicaciones de fotos, música y geolocalización, ofreciendo gratis servicios por los que otros cobran.   

5. Invirtiendo en las cámaras

No hay fabricante que no esté mejorando considerablemente las cámaras de sus smartphones.

Empiezan a ser habituales los 13 megapíxeles y la inclusión de sensores más típicos de las cámaras que de los móviles y que permiten sacar fotos en movimiento o con poca luz. 

Otra de las modas de este año eran las aplicaciones de edición de fotos. Había muchas curiosas e incluso divertidas, pero las más útiles nos parecieron las que incorpora el HTC One.  

6. Terminales LTE y redes 4G

Infinidad de marcas hablaron sobre lo que ya es una realidad en muchos países: móviles LTE capaces de surcar las redes 4G y navegar mucho más deprisa que el 3G que conocemos.

En España es otro cantar: durante el Mobile World Congress el Ministerio de Industria enfrió las expectativas y parece que las redes 4G no llegarán pronto a nuestro país (al menos hasta 2015).

7. A prueba de balas

Al igual que el año pasado, todos insisten en blindar smartphones y tablets para hacerlos cada vez más resistentes.

Vimos muchas demostraciones anecdóticas, como la de Huawei, que te invitaba a marcar el número de un smartphone sumergido en el fondo de un acuario. El smartphone recibía la llamada, pero los humanos aún no podemos hablar bajo el agua.

A la hora de la verdad, solo la gente de Sony se atrevía a golpear con alegría sus Xperia (tanto tablets como smartphones) y arrojarles encima café caliente.

8. Firefox OS

El nuevo sistema de la fundación Mozilla, de código abierto, ha intentado llamar la atención de los diseñadores web.

Con lenguaje HTML 5, supone romper las barreras del coto de los desarrolladores de aplicaciones (especializados en Android, en iOS, en Microsoft) e invitar a entrar en el negocio a un número mucho mayor de programadores. 

El ZTE Open ha sido uno de los primeros smartphones en funcionar con este sistema, pero también está el terminal 100% español que lanzaron los chicos de Geeksphone.

9. Los chinos

Ya están aquí y vienen a por todas, aunque ni ZTE ni Huawei han conseguido un gran impacto en el Mobile World Congress. Tienen un amplio mercado a sus espaldas y uno aún mayor por delante, pero conviene no confundir ambas marcas.

ZTE se presentó en Barcelona con apenas tres modelos y centró su apuesta en el Grand Memo, que aparte de ser enorme no atesora otras virtudes. En cambio Huawei decidió abrumar con una gama exhaustiva que incluía smartphones de todos los precios, tablets y todo tipo de accesorios de conectividad.      

10. Los ausentes

Siempre es inevitable que por los pasillos de la feria se hable de los que no están.

No estuvo Apple, que nunca viene, pero esta vez faltaron también Microsoft y Android. 

Otros vinieron, pero no con sus mejores galas: Samsung se guarda el Galaxy S4 para presentarlo en marzo y HTC trajo el mismo smartphone que presentó hace dos meses en Las Vegas.

Los "ganadores" del Mobile World Congress 2013

  • Nokia: consigue sorprender pese a que algunos estaban ya escribiendo su obituario.
  • Samsung: se consolida como referente al que copiar y arrasó en los premios entregados por la industria. La constante ausencia de Apple le favorece.

Los "perdedores" del Mobile World Congress 2013

  • Tecnología NFC: pese a recibir un gran apoyo de la organización del evento, el pago con el móvil sigue siendo una utopía y el resto de usos (conexiones con TV o aparatos de música) dista de ser perfecto (no siempre funciona a la primera).  
  • ZTE: se esperaba más del desembarco chino en Europa. 

Imprimir Enviar por email