Noticia

Cómo entender la cobertura que tiene tu móvil

14 octubre 2014

14 octubre 2014

Cuando miras tu teléfono ves unos símbolos en el margen superior de la pantalla. No están de adorno: son para decirte la cobertura de la que dispones en cada momento. Si aprendes a leerlos dejarán de ser jeroglíficos y empezarán a valer como informaciones. 

Tu móvil te está hablando por signos. Quiere decirte qué tipo de cobertura tienes en ese preciso instante. 

Este es su idioma:


¿Por qué cambia tu cobertura?

Que tengas una u otra cobertura depende de varios factores:

  • Proximidad y tipo de antena: el móvil se comunica con las antenas más cercanas. Las hay de 3 tipos: antenas GSM (sirve para red GPRS y red EDGE), antenas UMTS (para red 3G, HSPA y HSPA+) y antenas LTE (red 4G). 
  • Tu móvil: de nada sirve tener cerca una antena si tu teléfono no es capaz de conectarse. La mayoría de smartphones soporta las redes GSM y UMTS (coberturas G, E, 3G, H y H+). Pero solo los modelos más recientes pueden navegar en 4G (móviles LTE).
  • Tu operador: con algunos móviles y operadores virtuales en lugar de indicarse el tipo de cobertura se muestra una "R" (roaming). A la hora de la verdad, es tu operador quien decide a qué red te conectas. Lo hace en función del número de clientes que estén en tu misma zona en ese momento. Aunque tú puedes elegir tus preferencias en Ajustes -> Redes móviles -> Modo de red . 

El papel de los operadores

Cada operador gestiona sus redes como quiere. Cada red es como una autovía y el operador decide a cuántos coches (usuarios) deja entrar en cada momento. 

Cuantos más coches, más lento será el tráfico en esa autovía. Por eso los operadores usan algortimos que reparten a sus clientes entre las diferentes redes-coberturas. 

Esta gestión es absolutamente opaca y el usuario nada sabe de estas decisiones, lo que conlleva un claro peligro: que haya clientes de primera y de segunda categoría (facilitar acceso a mejores redes solo a quien está pagando más).  


Imprimir Enviar por email