Noticia

Protectores de pantalla antibrillo, que ver la luz no sea un problema

23 julio 2012

23 julio 2012

Utilizar una tableta o un ordenador en exteriores puede convertirse en una tarea muy complicada debido a que la luz produce demasiados brillos en la pantalla. Pero existen protectores que resuelven el problema, o al menos lo mitigan.

Cuando utilizamos nuestros dispositivos móviles en la calle, la mayoría de las veces la luz produce demasiados brillos en la pantalla y nos impide verla con claridad. Esto es aún más molesto en las tabletas, que generalmente usamos para consultar contenidos: ver el periódico, leer un libro... Una tarea casi imposible de realizar en exteriores.

Un IPad sin protector (izq.) y otro con protector antibrillos.

Existen protectores de pantalla anti-brillos, anti-reflejos o matificantes que prometen solucionar este problema. Hemos probado el protector Screen Guard antibrillo para iPad2 de la marca Belkin, que puede adquirirse en las tiendas por un precio entre 15 y 20 euros. Se vende con dos fundas protectoras para el iPad, una toallita para limpiar la pantalla (y el protector una vez colocado) y una tarjeta para alisar el protector y eliminar las burbujas.

Hemos recortado el segundo protector y lo hemos adaptado a varios smartphones, y nos hemos encontrado con que colocarlo es más sencillo que hacerlo con otros protectores, ya que es más rígido.

Eso sí, es recomendable limpiar minuciosamente la pantalla de la tableta antes de ponerlo y evitar tocar con los dedos la cara del protector con pegamento. Una vez colocada, apreciamos su efecto inmediatamente, pues desaparece por completo el efecto espejo de la pantalla.

La diferencia es notable con protector antibrillos.

Con la tableta que no tiene protector, en la calle vemos toda la pantalla casi negra y prácticamente solo podemos apreciar nuestra propia imagen reflejada en la pantalla, mientras que con la tableta que tiene protector de pantalla podemos leer a pleno sol, no vamos a decir que perfectamente, pero sí con mucha menos dificultad que sin el protector.

La imagen es más mate, y por lo tanto la lectura más descansada, ya que al eliminar el brillo nuestros ojos se cansan menos. Se podría decir que el efecto de la pantalla imita a la de los ereaders.

Tampoco notamos una pérdida de sensibilidad de la pantalla táctil, algo que nos sorprende porque este protector es algo más grueso que los normales. Además, conseguimos proteger nuestra pantalla frente a los arañazos.

El cambio de textura del protector de pantalla con respecto a otros totalmente transparentes produce un granulado que da una sensación de pérdida de calidad de la pantalla, sobre todo en la nitidez. Pero este efecto casi no se aprecia cuando se trata de texto sobre fondo blanco, aunque se hace algo más intenso cuando se ven vídeos.

También se debe tener a mano siempre un pañuelo para limpiar la pantalla/protector, ya que se mancha con facilidad y resulta molesto.

Efecto granulado del protector.

Nuestra opinión

Los resultados obtenidos con el protector antibrillos nos han sorprendido gratamente. En general, este accesorio nos parece muy útil en verano para aquellos aficionados a trabajar con su tableta en exteriores o para quienes se resisten a utilizar un eReader y prefieren llevarse su iPad también a la playa.

En nuestro caso, la caja del producto contenía dos protectores, así que nuestro consejo es que o bien lo compres a medias con alguien que también lo necesite o que, como nosotros, recortes el segundo protector a la medida de la pantalla de tu Smartphone u otros dispositivos móviles y le saques también provecho de esta forma.


Imprimir Enviar por email