Noticia

Skype: teléfono por Internet y mucho más

11 mayo 2011

11 mayo 2011

La noticia de que Microsoft compra Skype, el referente de la telefonía online, ha revolucionado el panorama tecnológico. Te enseñamos para qué sirve y cuánto cuesta Skype, un líder de las comunicaciones que aspira a convertirse en el instrumento para todas tus conversaciones.

La compra de Skype por parte de Microsoft es mucho más que un gigante informático comiéndose a otro. La compañía fundada por Bill Gates, algo rezagada en el universo online, no ha dudado en tirar la casa por la ventana (5.920 millones de euros, la compra más cara de su historia) para hacerse con el referente de la telefonía por Internet. La mayor parte de los beneficios de Microsoft provienen todavía del “viejo mundo” (aún viven de vender sistemas operativos Windows), pero con la compra de Skype lanzan un mensaje inequívoco: el futuro pasa por la telefonía.

Telefonía online

Creado en 2003, Skype es el servicio más popular de tecnología Voz sobre IP (VoIP), que permite la transmisión de voz en vivo a través de Internet. De esta manera, realizar una llamada telefónica se convierte en algo absolutamente online: no hacen falta ya ni las operadoras ni sus tarifas, rebajándose mucho el precio de hablar con quien quieras desde cualquier parte del mundo.

Skype es líder indiscutible en su sector: más de 800 millones de personas se han abierto una cuenta y cada minuto que pasa lo hacen 600.000 más. En un mes es utilizado por 170 millones de usuarios, que pasan una media de 100 minutos conectados. Pese a estas cifras, sufría pérdidas económicas y fue puesto en venta. Microsoft se la ha quitado de las manos a competidores como Google y Facebook, que cuentan ya con servicios similares (Google Voice y Facetime respectivamente).

¿Pero qué puede hacerse con Skype? Y sobre todo, ¿cuánto cuesta? 

Cuánto cuesta 

Videoconferencia con SkypeA través de un ordenador o teléfono móvil, Skype permite hacer llamadas gratuitas o muy baratas a cualquier parte del mundo, tanto a otros ordenadores como a teléfonos móviles y fijos. Además, incluye un servicio de mensajería y la posibilidad de disfrutar de videoconferencias (que constituyen ya el 40% de toda la actividad de Skype).

Una conversación entre dos usuarios que disponen de Skype no cuesta nada, es gratis y da igual dónde se encuentren los usuarios o cuánto tiempo hablen. El servicio de mensajería (un chat privado) también es gratis.

Para llamar a teléfonos móviles o fijos hay que pagar. Las tarifas para España son de 2,2 céntimos por minuto (móviles y fijos). Los mensajes SMS cuestan 13,3 céntimos cada uno. Para efectuar el pago: en www.skype.es, clicar “Comprar Crédito” en la parte superior derecha de la página de inicio. Los métodos de pago aceptados son muy variados: PayPal, tarjeta de crédito, transferencia bancaria… Se elige el importe con el que quiere recargarse el crédito Skype y se efectúa el pago.

Para llamar a números extranjeros es necesario contratar un plan de pago (todos son tarifas 24 horas con grandes descuentos respecto a las telefónicas convencionales). La web de Skype (en la pestaña desplegable de “Precios” elegir “Gratis” y después “Paga mensualmente”) ofrece una aplicación que diseña el mejor plan dependiendo del país al que quieras llamar. Algunos de los planes más populares son Europa Sin Límites (6,89 euros al mes por una tarifa plana para llamar a fijos de la Unión Europea) y Mundo Sin Límites (por 17,94 tarifa plana para fijos de Europa y otros países como Argentina, Chile y Australia; además, se puede llamar a fijos y móviles de Estados Unidos, China y Canadá).

Skype para móviles

Skype en tu movilLas posibilidades de Skype para teléfonos móviles son uno de los puntos fuertes de esta aplicación (y el principal motivo que ha llevado a Microsoft a comprarla). Actualmente, Skype funciona con móviles iPhone, Android y Symbian.

El servicio de mensajería y las conversaciones de voz son gratis si los dos interlocutores tienen Skype. En caso de que solo tenga Skype el que hace la llamada desde el móvil, hay que pagar (tarifas variables pero habitualmente competitivas). La posibilidad de hacer videollamadas solo está disponible para el iPhone.

Otros servicios interesantes

Compartir pantalla: Tus interlocutores verán lo que estás viendo en tu ordenador, pudiendo así mostrarles imágenes y documentos sin tener que enviárselos. Pero si lo necesitas también puedes usar Skype para enviar a tus contactos fotos y documentos de cualquier tamaño.

Facebook: Skype puede conectarse con la mayor red social. Verás las publicaciones y comentarios de tus amigos en tiempo real, y estarás a un solo clic de contactarles con una videollamada.

Número de Internet: se te asigna un número al que cualquiera podrá llamarte (desde móviles y fijos). Al hacerlo, la llamada suena en tu Skype. Es lo más parecido a contratar un número de teléfono que lleva hacia tu ordenador. Las tarifas de estas llamadas son las locales. Este servicio cuesta 15 euros por trimestre.

Skype Access: permite acceder a Internet desde cualquier Wi-Fi habilitado con Skype (hay más de medio millón en el mundo, entre ellos 500 aeropuertos y 30.000 hoteles). La ventaja es no tener que adaptarse a las tarifas variables (y a menudo abusivas) de los spots Wi-Fi. Con Skype siempre se paga lo mismo: en torno a 16 céntimos / minuto (5 euros por media hora).  

Televisión: en algunos modelos de Panasonic y Samsung (tienen que estar equipados con webcam y Wi-Fi), es posible realizar y recibir videollamadas gratuitas.

Skype paso a paso 

  • Tener altavoces y micrófono: No todos los ordenadores están convenientemente equipados. Necesitamos un micrófono para hablar y altavoces para escuchar a nuestros interlocutores. Si queremos sacarle el máximo partido, lo mejor es tener también una webcam.
  • Descargarse el programa: Aunque de código cerrado, Skype es gratuito. Basta acudir a www.skype.es y desplazar el cursor sobre la barra de color azul que aparece en la parte superior de la pantalla (a la derecha del logo de la compañía). Al pasar sobre la categoría “Disfruta de Skype”, se desplegará una lista con todas las posibilidades de descarga. Figuran diferentes sistemas operativos (Windows, Linux y Mac), sistemas móviles (Android, iPhone y Symbian) y modelos de televisión (Samsung y Panasonic). Elegimos el que coincida con la plataforma desde la que pensamos usar el programa.
  • Comprobar requisitos: Debemos elegir entre la versión gratuita y la versión Premium. Esta última cuesta 6,89 euros al mes y ofrece la posibilidad de organizar videoconferencias grupales (ideal para reuniones de trabajo: entre 3 y 10 personas podrán hablar, verse y escucharse desde sus ordenadores). Antes de seguir, es importante comprobar los “Requisitos del sistema” para saber si Skype funcionará en nuestro ordenador o móvil. Lo más importante son los requisitos de conexión a Internet y del sistema operativo.
  • Abrirse una cuenta: Se nos exige abrirnos una cuenta: introduciremos nuestro nombre, email y contraseña, y aceptaremos las condiciones de contrato.
  • Instalar el programa: Tras presionar el botón de descarga, se desplegará una ventana en la que elegiremos “Guardar” el archivo. Una vez completada la descarga, presionaremos “Ejecutar”.
  • Añadir contactos: Al iniciar el programa siempre nos pedirá los datos de nuestra cuenta. Lo primero es buscar amigos para poder llamarlos y que nos llamen. La pestaña “Contactos” nos ofrece una lista de amigos que usan Skype. Para llenar la lista, que al principio estará vacía, debemos elegir “Encontrar amigos”. Skype solicitará acceso a las libretas de direcciones de una o varias de tus cuentas de correo (como prefieras: Outlook, Yahoo, Gmail…). Skype se compromete a no almacenar estas direcciones y a utilizarlas únicamente para comprobar si tus amigos tienen una cuenta abierta. También es posible encontrar a una persona en concreto introduciendo su nombre en el buscador.
  • Comprobar voz y vídeo: En el menú de “Ayuda” hay que presionar “Comprobar sonido”. Elegir “Altavoces” y pulsar botón verde: si oyes un efecto de sonido es que tus altavoces están listos. Si no, revisa la configuración de audio del sistema (normalmente un icono de un altavoz en la esquina inferior derecha de la pantalla). Elegir “Micrófono” y pronunciar algunas frases: si la barra verde se mueve es que tu micrófono funciona. Si no, selecciona el modelo de micrófono que estás utilizando de entre la lista que aparece en el menú desplegable junto a la barra de sonido. Elegir “Test Video”: si la webcam está instalada, tu cara aparecerá en la pantalla. Si no, revisa la configuración de vídeo de tu sistema.
  • Llamar a un contacto: Para poder hablar con tus contactos, primero es necesario que ellos aprueben tu solicitud de amistad. En tu lista de “Contactos” aparecerá marcado quién está conectado y quién desconectado. Encontrarás fácilmente el icono a pulsar para realizar la llamada. Hace falta que tu contacto la acepte para que podáis empezar a hablar.
  • Videoconferencia: Al pulsar el icono de la videocámara podrás ver a tu contacto y él podrá verte a ti (siempre que las webcams de ambos funcionen).
  • Llamar a un número: También hay una pestaña titulada “Llamar” en la que podrás teclear directamente el número de teléfono móvil o fijo con el que quieres hablar.

Imprimir Enviar por email